TRAS LAS REVELACIONES DE WIKILEAKS

Assange acusa a Visa, MasterCard y PayPal de ser instrumentos de EEUU

Un tribunal de Londres se pronunciará hoy sobre su posible liberación y extradición a Suecia

3
Se lee en minutos
EFE / Sídney

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, ha acusado a las compañías Visa, MasterCard y PayPal, entre otras, de ser meros instrumentos de la diplomacia estadounidense y ha pedido a la comunidad internacional que proteja su trabajo del acoso del que considera que es víctima. Estas declaraciones se producen el día en que Assange, detenido en Londres desde hace una semana, debe comparecer a las 15.00 horas ante un tribunal de Westminster, que se pronunciará sobre su puesta en libertad y su posible extradición a Suecia, que le reclama por un presunto caso de abusos sexuales.

"Ahora sabemos que Visa, MasterCard, PayPal y otras son instrumentos de la política exterior de Estados Unidos. Es algo nuevo", ha señalado Assange a través de una conversación telefónica con su madre, Christine Assange, y cuyos detalles publica la edición digital del rotativo australiano The Age. La denuncia se produce después de que empresas como MasterCard, Visa, PayPal o Amazon rompiesen sus vínculos con Assange y Wikileaks tras recibir presiones de EEUU en este sentido.

Conversación con su madre

Christine Assange habló por teléfono durante diez minutos con su hijo y tomó nota por escrito del mensaje que luego transmitió al canal de televisión Seven Network. "Hago un llamamiento a todo el mundo para que se proteja mi trabajo y a mi gente de estos ataques ilegales e inmorales", subraya el australiano. "Mis convicciones permanecen inalterable. Yo continúo fiel a mis ideales. Estas circunstancias no me harán cambiar. Si algo ha conseguido este proceso es reforzar mi determinación en la verdad", ha añadido.

Partidarios de Assange han convocado para hoy varias manifestaciones ante el tribunal. Los abogados del fundador de Wikileaks solicitaran por segunda vez su libertad bajo fianza mientras tratan de refutar los cargos de violación y acoso sexual que se le imputan en Suecia. El acusado estará representado, entre otros, por el abogado Geoffrey Robertson, exjuez de apelaciones en el Tribunal Especial de la ONU para Sierra Leona y especializado en casos relacionados con la libertad de expresión.

Apoyo de los periodistas australianos

Mientras, en Australia, los medios de comunicación de ese país han expresado hoy su apoyo a su compatriota. Directores, editores y redactores jefes de diarios y cadenas de radio y televisión del país han escrito una carta abierta a la primera ministra australiana, Julia Gillard, a quien critican por haber considerado ilegal el portal de Assange. En la misiva, los periodistas señalan que se opondrán a cualquier iniciativa para llevar ante la justicia a los responsables de la página web por sus filtraciones de documentos secretos.

Los profesionales de la información australianos aseguran que Wikileaks pertenece a su sector y consideran "preocupante" el acoso a Assange". En su opinión, no hay pruebas que demuestren que la divulgación de cables diplomáticos haya puesto en peligro la seguridad nacional o de ningún individuo, ni que el fundador del portal haya violado alguna ley en Australia.

"Resistiremos cualquier intento para ilegalizar la publicación de estos o similares documentos (...) una acción así tendría impacto no solo sobre Wikileaks, sino sobre cualquier medio en todo el mundo que quiera informar al público sobre las decisiones que se toman en su nombre", añaden en la carta.

Noticias relacionadas

Los periodistas australianos aseguran que Assange no ha hecho nada nuevo: "Ha sacado a la luz material que los gobiernos prefieren mantener secreto."

A juicio del colectivo, Wikileaks "ha cometido errores, pero ha ofrecido a los ciudadanos una oportunidad para conocer la postura de Washington sobre algunos de los asuntos de política exterior más complejos de nuestra era". Es la responsabilidad de los medios de comunicación divulgar esta información "si cae en nuestras manos", añade el texto.