la acusacióN se remonta a antes de que el jefe del ejecutivo se dedicara a la política

Un tribunal vincula a Berlusconi con la mafia

Un senador medió entre 'Il Cavaliere' y la Cosa Nostra

2
Se lee en minutos
IRENE SAVIO
ROMA

Silvio Berlusconi mantuvo contactos con la Cosa Nostra, la mafia siciliana, antes de dedicarse de pleno a la política, gracias al senador Marcello Dell'Ultri, el hombre que actuó como «principal vínculo de unión» entre el primer ministro italiano y el crimen organizado.

Así lo afirma el informe en el que se justifica la sentencia de siete años y un día que los jueces dictaron el pasado mes de junio contra Dell'Ultri, al que hallaron culpable de asociación mafiosa. El informe fue depositado ayer en el Tribunal de Apelación de Palermo.

Aunque no es la primera vez que vinculan a Berlusconi con la mafia - el año pasado lo hizo el hijo delcapoVito Ciancimino- nunca antes esta relación había quedado plasmada en una sentencia judicial.

«El tribunal ha considerado probada la actividad de «mediación efectuada por Dell'Ultri y (el mafioso) Gaetano Cina, enlaces entre la Cosa Nostra a través de Stefano Bontate y el empresario milanés Silvio Berlusconi», según escribieron los fiscales en la sentencia, que se refiere a delitos cometidos hasta el año 1992, y que ocupa 641 páginas.

Según el documento, Dell'Ultri ayudó a los jefes mafiosos a contactar con Berlusconi en los primeros años de década de los 90, cuando el mandatario era un exitoso empresario que ambicionaba con estrenarse en el mundo de la política.

Según los magistrados y gracias a la mediación de Dell'Ultri, Berlusconi contrató al jefe mafioso ya fallecido Vittorio Mangano para que trabajase para él y garantizara su seguridad y la de su familia.

PIEZA CLAVE / Posteriormente, según las mismas fuentes, Mangano se convirtió en una de las piezas claves en la consolidación de las relaciones entre Berlusconi y la Cosa Nostra. En aquellos años, la mafia siciliana había emprendido una ola de terror con atentados como los que acabaron con la vida de los jueces antimafia Paolo Borsellino y Giovanni Falcone.

Noticias relacionadas

La sentencia descarta, no obstante, que haya existido un «pacto político y mafioso» organizado entre ambas partes. Tras conocer el resultado del informe oficial, Dell'Ultri, que en la actualidad es senador del partido Pueblo de las Libertades (PDL), de Berlusconi, dijo ayer sentirse «tranquilo», al tiempo que se mostró confiado en que no acabará en la cárcel. «No me pueden condenar por nada», dijo el senador siciliano, 69 años.

Berlusconi, que en la actualidad está envuelto en una grave crisis política que puede tumbar su Gobierno, no hizo declaraciones al respecto. Por otro lado, ayer, la ministra para la Igualdad de Oportunidades, Mata Carfagna, anunció que dimitirá de su cargo y abandonará el partido de Berlusconi el días después de la moción de confianza, prevista para el 14 de diciembre.