Ir a contenido

Fuego amigo

Israel, la prensa y el antisionismo

Marta López

Casa Sefarad y Casa Mediterráneo organizaron hace algunos días en Alicante unas jornadas de debate sobre el tratamiento informativo de Oriente Próximo en España. ¿Son desproporcionadamente negativas las noticias sobre Oriente Próximo? ¿Es equilibrada la cobertura del conflicto israelí-palestino en la prensa? o ¿por qué la opinión pública toma partido en un conflicto extranjero?, fueron algunas de las preguntas que los organizadores pusieron sobre la mesa del debate, en el que participaron más de medio centenar de periodistas españoles, israelís y árabes.

Se intentó buscar respuestas a estas y a otras preguntas, pero en Alicante se acabó hablando mucho de Israel, menos de los palestinos y, sobre todo, se habló de antisionismo y antisemitismo. Las discusiones fueron intensas, tensas a ratos. Recogiendo las impresiones del encuentro expresadas por los compañeros periodistas israelís, creo no equivocarme si intuyo que la mayoría de ellos regresaron a su país con el convencimiento de que España es el país más antisemita de Occidente y que la prensa está «obsesionada» con el conflicto israelí-palestino.

Para los periodistas españoles quedó claro en cambio que la línea que separa la crítica a Israel del antisemitismo es cada vez más fina. Incapaces de entender el rechazo y la incomprensión que generan en el mundo algunas de sus políticas y acciones, las autoridades israelís, sus representantes en España y con ellos buena parte del establishment del país denuncian una nueva forma de antisemitismo: la deslegitimación de Israel. Una estrategia que pasa por hacernos creer que los viejos prejuicios hacia los judíos se manifiestan ahora contra el Estado judío.

Deslegitimar

No será en estas líneas donde se ponga en duda que el antisemitismo existe. Hay antisemitismo en el mundo, como hay también otros racismos, pero no en la forma que se nos dice. Pero dicho esto no me apunto a la corriente para la que el antisionismo es la forma políticamente correcta que adopta el antisemitismo. Y no creo que se deslegitime a Israel cuando en realidad se deslegitiman sus políticas y la ocupación.

De todo eso se habló en Alicante. Más se seguirá hablando.

0 Comentarios
cargando