REPERCUSIONES DE LAS LEGISLATIVAS EN EEUU

PERFIL: Nancy Pelosi, adiós a la primera mujer presidenta de la Cámara de Representantes

La congresista ha sido la principal defensora de las reformas de Obama entre republicanos y demócratas

Nancy Pelosi, durante un discurso ante los militantes demócratas reunidos en un hotel de Washington durante la noche electoral.

Nancy Pelosi, durante un discurso ante los militantes demócratas reunidos en un hotel de Washington durante la noche electoral. / JONATHAN ERNST (REUTERS)

2
Se lee en minutos
AFP

Firme defensora de las reformas de Barack Obama pero también cabeza de turco de los republicanos, la demócrata Nancy Pelosi ha revalidado en estas legislativas su escaño por California --que ocupa desde 1987--, pero al quedarse los demócratas sin la mayoría absoluta de los demócratas ha perdido la presidencia de la Cámara de Representantes. En enero del 2007, Pelosi se convirtió en la primera mujer que ocupaba la presidencia de la Cámara, y con ello en la tercera figura del país por detrás del presidente y del vicepresidente. Cederá el mando al congresista de Ohio John Boehner en enero, cuando se forme el nuevo Congreso de acuerdo con los resultados de las elecciones de ayer.

Al frente de los congresistas demócratas desde el 2003, Pelosi se ha destacado por haber defendido con fervor los valores más progresistas dentro del partido de Obama. Su intervención resultó decisiva en la aprobación de reformas históricas, como la financiera y la sanitaria, una de las estrellas de la agenda política del presidente.

Nacida el 26 de marzo de 1940 en Baltimore (Maryland) en el seno de una familia italo-americana, esta mujer madre de cinco hijos y abuela de ocho nietos, ha vivido la política desde la infancia, dado que su padre fue alcalde de Baltimore durante 12 años. Casada con un empresario multimillonario --su fortuna se calcula en 30 millones de euros--, ha sido una importante aliada de Obama y ha combatido para defender ante los congresistas republicanos y los demócratas reticentes la conveniencia de las reformas del jefe de la Casa Blanca.

Contraria a la guerra de Irak

A lo largo de su carrera, Pelosi se ha distinguido por sus posturas críticas con el régimen de Pekín, su apoyo al aborto y a políticas fiscales favorables a los más pobres y por sus críticas a la construcción del muro entre la frontera de EEUU y México para evitar la entrada de inmigrantes. También votó contra la guerra de Irak.

Sus detractores la consideran arrogante y su popularidad en el país no es alta. De hecho, ha cerrado la legislatura con una popularidad del 29%; el nivel más bajo desde que asumió la presidencia de la Cámara. La persona que ha puesto todo su talento para recaudar fondos para los demócratas es blanco de sus rivales republicanos, que durante la campaña lanzaron una campaña de recaudación de fondos a través de la web firenancypelosi.com (echaranancypelosi.com).

Futuro incierto

Noticias relacionadas

En la noche electoral, pocas horas de que se supieran los primeros resultados y pese a los sondeos desfavorables, Pelosi se mostraba combativa. "No volveremos a políticas del pasado", animaba a los militantes demócratas reunidos en un hotel de Washington.

Durante una campaña que se prometía adversa, la dirigente demócrata esquivó la pregunta sobre qué haría si perdiese la presidencia de la Cámara: "A un boxeador, o a un atleta, no se le pregunta qué va a hacer si pierde. Solo piensa en ganar", atajaba. Ahora su futuro en el nuevo Congreso es aún incierto, y no son pocos los rumores que desde el Capitolio apuntan a que no aceptará la pérdida de poder que supondría volver a liderar la minoría de su partido.