A PARTIR DEL 2012

La UE restringe la utilización de animales en los experimentos

La Eurocámara da la aprobación final a la nueva directiva comunitaria

Las pruebas con los grandes simios quedan totalmente prohibidas

2
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS

Los experimentos científicos con animales quedarán severamente restringidos en la Unión Europea (UE) a partir del 2012 tras la aprobación hoy de la nueva directiva de protección de los animales utilizados para fines científicos por el Parlamento Europeo. La nueva normativa limita estrictamente los ámbitos de investigación donde pueden experimentarse con animales y prohibe totalmente el uso de animales salvajes y de grandes simios en los experimentos.

El texto, consensuado previamente con los ministros de los Veintisiete, es un "compromiso entre los partidarios de la abolición total de la experimentación con animales y quienes defienden la necesidad de proseguir los experimentos para hacer avanzar la investigación científica", ha resumido el comisario de Salud, John Dalli.

El grupo de los Verdes aún ha intentado infructuosamente retrasar su aprobación para reforzar la protección de los animales, pero el resto de los grupos parlamentarios se ha mostrado satisfecho con el texto.

Investigación aplicada a enfermedades

La directiva restringe la experimentación con animales a la investigación fundamental y la aplicada a las enfermedades de los seres humanos, plantas y animales, así como al desarrollo y eficacia de los medicamentos, los alimentos y los piensos. La nueva normativa complementa la prohibición en vigor desde el 2009 de usar animales para experimentos en la industria cosmética, excepto las pruebas sobre toxicidad que se permiten hasta el 2013.

Los gobiernos de los Veintisiete deberán velar para que se usen métodos alternativos a la experimentación con animales siempre que sea posible y que se reduzca al mínimo imprescindible el número de animales utilizado en cada experimento y el sufrimiento o angustia de los mismos. Cada laboratorio estará obligado a tener al menos un veterinario y los gobiernos deberán realizar anualmente inspecciones en al menos un tercio de los laboratorios.

Animales salvajes

La utilización de animales salvajes para los experimentos queda prohibida, así como el uso de los grandes simios antropoides (chimpances, gorilas, orangutanes). En el caso de los otros primates, como macacos, se permitirá la experimentación pero sólo en la investigación sobre enfermedades discapacitadoras o neurodegenerativas o para tratar enfermedades que puedan poner en peligro la vida humana.

Noticias relacionadas

Los animales deberán proceder de granjas donde hayan sido criados específicamente para este fin. Los experimentos deberán realizarse en el marco de un proyecto claro, se establecen condiciones mínimas para el cuidado y alojamiento de los animales, se regula la reutilización de los mismos en nuevos experimentos y se exige que los métodos de sacrificio de los animales se realicen con el mínimo dolor. La severidad de los experimentos también queda graduada en cuatro categorias en función del daño sufrido por el animal: leve, moderado, severo y sin recuperación.

Actualmente se utilizan unos 12 millones de animales cada año en la UE con fines científicos, según las estimaciones de los expertos, Ese número se reducirá de forma significativa, una vez los Veintisiete hayan adaptado durante los próximos 24 meses su legislación nacional a las nuevas exigencias de la directiva. La Comisión Europea, no obstante, estimó que resulta muy difícil cuantificar cuántos animales se podrán salvar gracias a las nuevas normas comunitarias.