PERTENECEN A UNO DE LOS GRUPOS MÁS SANGUINARIOS DEL PAÍS

Mueren 27 sicarios en un enfrentamiento con el Ejército mexicano

El tiroteo se ha prolongado durante hora y media en un campo de entrenamiento de Los Zetas

 Soldados mexicanos custodian parte del armamento incautado en el campamento de Los Zetas.

 Soldados mexicanos custodian parte del armamento incautado en el campamento de Los Zetas. / REUTERS

1
Se lee en minutos
EFE

Un total de 27 sicarios del cártel de Los Zetas, uno de los más sanguinariso del país, murieron ayer en un enfrentamiento con el Ejército mexicano registrado en los límites de los norteños estados de Nuevo León y Tamaulipas. 

Los hechos ocurrieron en un rancho a unos 15 kilómetros al este del municipio de General Treviño, en un campamento donde Los Zetas se escondían y entrenaban, situado en una zona de fuerte actividad de narcotráfico.

Después de que un helicóptero militar localizara el campamento, un grupo de soldados se han desplazaron hasta allí sobre las 11.00 horas local (16.00 GMT) y fueron recibidos a tiros.

El tiroteo se prolongó cerca de hora y media en las inmediaciones del rancho y su interior. Algunos sicarios se escondieron en los árboles pero fueron abatidos. Todos los pistoleros murieron.

Rescate de tres secuestrados

El Ejército rescató asimismo a tres personas que habían sido secuestradas y que estaban en el inmueble.

En la operación se decomisaron 25 armas largas, cuatro granadas, miles de cartuchos para arma de fuego y 23 vehículos, dos con los colores militares.

Noticias relacionadas

El estado de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos, registra desde marzo un recrudecimiento de la violencia producto del enfrentamiento de Los Zetas y sus rivales, antiguos aliados, del cártel del Golfo.

Los Zetas, uno de los grupos del crimen organizado más sanguinarios del país, fueron fundados en 1999 por desertores de un grupo de elite del Ejército mexicano.