contra el diálogo

Un líder ultra israelí reza por la muerte de Abbás y los palestinos

Se lee en minutos
RICARDO MIR DE FRANCIA
JERUSALÉN

A menos de una semana del inicio de negociaciones entre palestinos e israelís, sus contrarios se posicionan. En su sermón semanal, el rabino Ovadia Yosef, una de las autoridades religiosas más respetadas de Israel, cargó ayer contra la reanudación del proceso de paz, contra los palestinos y su presidente, Mahmud Abbás, alias Abú Mazen: «Abú Mazen y todo ese pueblo diabólico deberían perecer». Yosef definió a los palestinos como «enemigos rencorosos» y aseguró que «Dios debería golpearles con una plaga».

Este anciano de 89 años no es el clérigo de un asentamiento perdido como Yitzhar, cuyos rabinos han sido arrestados por defender con argumentos teológicos el asesinato de gentiles, incluidos niños, cuando pongan en peligro el bienestar de los judíos. Yosef es el exrrabino jefe sefardí de Israel y el líder espiritual del partido ultraortodoxo Shas, integrado en la coalición de Gobierno. Para sus seguidores, sus opiniones son vinculantes. No es la primera vez que carga contra los palestinos, una de sus dianas más recurrentes junto a las mujeres, los homosexuales y los liberales judíos.

Noticias relacionadas

El Gobierno israelí se limitó a responder que las opiniones no Yosef no reflejan las del primer ministro, Binyamin Netanyahu.

Por otra parte, 53 personalidades del teatro hebreo han anunciado que se negarán a trabajar en los asentamientos, reabriendo el debate sobre el boicot a la ocupación de una parte del mundo de la cultura israelí.