Ir a contenido

CEREMONIA EN EL PALAU DE LA GENERALITAT

El Premi Internacional Catalunya galardona al Carter presidente

El exdirigente de EEUU alaba el compromiso de Catalunya con la paz

MARTA LÓPEZ
BARCELONA

Se ha dicho de él que es mejor expresidente que presidente. Pero el 22º Premi Internacional Catalunya que ayer recibió de manos del president de la Generalitat, José Montilla, el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, es un reconocimiento a toda su trayectoria: la del jefe del Estado que en su tiempo fue considerado por muchos como un pusilánime y la del hombre que lleva los últimos 28 años de su vida dedicados a resolver conflictos armados.

Un «hombre de corazón y coraje» que tomó decisiones que demostraron «visión de futuro» fue la presentación de Carter que en nombre del jurado hizo Xavier Rubert de Ventós durante la ceremonia de concesión del galardón ayer por la tarde en el saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat, ante una nutrida representación de la sociedad catalana, varios consellers y los expresidents Jordi Pujol y Pasqual Maragall. Citó entre sus grandes decisiones los acuerdos de Camp David entre Israel y Egipto, la devolución del canal de Panamá, el nombramiento de Paul Volcker en la Reserva Federal y su «enfrentamiento a un neoliberalismo radical y reaccionario» que en 1980 le hizo perder las elecciones frente a Ronald Reagan.

CONOCIMIENTO DE CATALUNYA / Con un «De tot cor, moltes gràcies», Carter, quien en el 2002 mereció el Nobel de la paz, dijo recibir con «un gran honor» el galardón, lo que en su opinión demuestra que Catalunya se identifica «plenamente con las causas de la paz y los derechos humanos» que él defiende desde la fundación que dirige en Atlanta.

El expresidente estadounidense demostró tener un amplio conocimiento de Catalunya cuando se refirió al 11 de septiembre de 1714 como una «fecha espantosa para Catalunya y elogió el «espíritu emprendendor» catalán que se traduce en la apertura de representaciones internacionales en todo el mundo. No ahorró en comparaciones entre Catalunya y EEUU: «Tierras de inmigrantes que hemos hecho de nuestra población heterogénea uno de nuestros puntos fuertes».

MONTILLA Y LA ESPAÑA INVIABLE / Montilla elogió la trayectoria de un hombre «que ha trabajado por un mundo más justo y en paz», en el que dijo reconocerse una Catalunya «que defiende la cultura del pacto y el acuerdo». Fue un guiño a la situación política catalana tras la sentencia del Constitucional. Pero por si alguien no le quedó claro, el president insistió: «Catalunya está decidida a construir una España que algunos se esfuerzan en hacer inviable a base de imponer otra que ya no existe».

0 Comentarios
cargando