Ir a contenido

REVUELTA EN EL PAÍS AFRICANO

Un motín militar pone a Guinea-Bissau en jaque

Un grupo de soldados detuvo al primer ministro durante varias horas

EL PERIÓDICO
BISSAU

El presidente de Guinea–Bissau, Malam Bacai Sanha, intenta reducir la tensión en el país africano, después de que un grupo de militares detuviera el jueves al primer ministro, Carlos Gomes Junior, y lo confinara durante unas horas en arresto domiciliario, y al jefe del Estado Mayor del Ejército, el general José Zamoro Induta y a 40 oficiales más. La comunidad internacional ha condenado la intervención militar.

Sanha, que no ha visto peligrar su cargo, quitó hierro ayer al motín, al asegurar que todo está bajo control y al calificar la rebelión de «un problema entre soldados». La cabeza visible del motín es el coronel Antonio Indjai que, tras calificar de «criminal» a Gomes, descartó que desee hacerse con el poder. Su principal aliado es José Américo Bubo Na Tchuto, un contralmirante que está acusado de haber liderado un intento de golpe de Estado en el 2008.

Tras entrevistarse con Sanha, el primer ministro dijo que continuará en el cargo . «Fui elegido democráticamente», dijo Gomes.

Guinea–Bissau se ha convertido en un país receptor de la droga que, procedente de América Latina, se vende y distribuye después en Europa. El tráfico de droga ha generado corrupción y luchas de clanes.

Temas: Guinea-Bisáu

0 Comentarios
cargando