CONFIRMACIÓN OFICIAL

Liberado un rehén británico secuestrado en Irak en el 2007

El Gobierno de Gran Bretaña teme por la vida del otro retenido

Graeme Moore, padre de Peter Moore, junto a un televisor que muestra una foto de su hijo secuestrado que hoy ha sido liberado.

Graeme Moore, padre de Peter Moore, junto a un televisor que muestra una foto de su hijo secuestrado que hoy ha sido liberado. / REUTERS / DARREN STAPLES

2
Se lee en minutos
EFE
LONDRES

El consultor informático Peter Moore, uno de los cinco británicos secuestrados en Irak en el 2007, ha sido puesto en libertad, ha confirmado hoy el ministro de Exteriores del Reino Unido, David Miliband.

Moore, de 36 años, se encuentra "con buena salud, pese a muchos meses en cautividad", ha dicho Miliband, al precisar que el ciudadano británico ha sido liberado hoy en Bagdad.

"Peter fue liberado por sus captores esta mañana en Bagdad y fue entregado a las autoridades iraquís. Ahora se encuentra bajo el cuidado de la Embajada británica en Bagdad", ha explicado el ministro en una declaración hecha en la sede de su departamento.

El jefe de la diplomacia británica ha señalado que ha mantenido una conversación "muy emocionante" con Moore, quien se siente "totalmente encantado" por su liberación.

"Loco de contento"

Tras confirmase la puesta en libertad, el primer ministro británico, Gordon Brown, se ha declarado "aliviado por la maravillosa noticia", mientras que el padre del liberado, Grame Moore, de 60 años, ha dicho que está "loco de contento".

El consultor fue secuestrado junto con cuatro guardaespaldas --tres de los cuales han muerto-- el 29 de mayo del 2007 en el Ministerio de Finanzas iraquí, situado en el centro de Bagdad, y se temía por su vida, después de la suerte de sus tres compatriotas fallecidos.

De momento, se desconoce la situación del quinto secuestrado, Alan McMenemy, aunque el Gobierno británico teme que haya podido morir.

Los cadáveres de dos de los guardias, Jason Swindlehurst y Jason Creswell, fueron entregados al Reino Unido en junio pasado, en tanto que el cuerpo de Alec MacLachlan lo fue en septiembre, y todos murieron asesinados a tiros.

En el momento de los hechos, los secuestradores --pertenecientes al grupo Resistencia Chiíta Islámica en Irak-- vestían uniformes de las fuerzas de seguridad iraquís y llegaron en unos 40 vehículos policiales al ministerio, situado fuera de la llamadazona verdede seguridad en Bagdad.

Menos publicidad al caso

Noticias relacionadas

En febrero del año pasado, el canal árabe Al Arabiya emitió un vídeo en el que aparentemente aparecía Moore, quien pedía a Gordon Brown que las fuerzas de la coalición liberaran a nueve iraquís que tenían detenidos a cambio de la libertad de los cinco rehenes.

A diferencia de otros secuestros en Irak, este caso ha sido objeto de limitada cobertura mediática a petición del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, que ha sostenido siempre que esa publicidad podía frustrar los esfuerzos para liberarlos.