18 sep 2020

Ir a contenido

ATAQUE DE UN GRUPO ARMADO

Herido de bala el presidente de Timor Oriental

El líder de los exmilitares que se rebelaron el 2006 fue abatido en el asalto

REUTERS
DILI

El presidente de Timor Oriental y premio Nobel de la Paz, José Ramos Horta, resultó herido de bala en el estómago a consecuencia de un ataque contra su casa realizado por un grupo armado, según un portavoz del Ejército. Al cierre de esta edición, Ramos Horta era intervenido en una base militar australiana en la capital timoresa. El primer ministro, Xanana Gusmao, también fue atacado en su residencia de Dili por el mismo grupo armado, aunque salió ileso.

Según los testimonios militares, los guardias de la residencia del presidente repelieron un ataque realizado desde dos coches y mataron al líder insurgente Alfredo Reinado, un exmilitar acusado de homicidio tras una ola de violencia que se originó hace dos años tras su expulsión del Ejército junto con otros 598 militares por desobediencia.

HERIDO GRAVE

En el transcurso de la operación de anoche se produjeron otros heridos, entre ellos un soldado de la guardia presidencial que fue ingresado en estado grave, mientras que en el atentado contra la residencia de Gusmao no hubo víctimas.

Ramos Horta, de 58 años, era un periodista que se rebeló contra la ocupación portuguesa de la isla y encabezó hace más de 30 años un movimiento independentista que logró sus propósitos el año 2002.

Pasó años en el extranjero como portavoz de la lucha por independizar el territoirio de Indonesia. Durante su lucha, consiguió el apoyo de varios líderes extranjeros. En 1996, con un alto perfil como político y diplomático, ganado a base de constantes viajes por el extranjero con la bandera de la independencia, logró el Nobel de la Paz, junto con el obispo católico Carlos Belo.

PROTECCIÓN DE LA ONU

Regresó a Timor Oriental en 1999, después de dos décadas en el exilio y aún vivió los violentos episodios que precedieron a la declaración de independencia, auspiciada por la ONU y protegida por cascos azules, básicamente de los países vecinos, como Australia y Nueva Zelanda.

Tras los violentos disturbios del año 2006, en los que murieron más de 37 personas, asumió el cargo de primer ministro y se presentó a las elecciones presidenciales de mayo del pasado año, en las que salió elegido. En las legislativas de julio, ganó Xanana Gusmao.