Ir a contenido

Cientos de simpatizantes del líder de la ANP huyen de la franja

AGÈNCIES / GAZA

Centenares de palestinos, la mayoría leales al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbás, o simplemente simpatizantes de Al Fatá, huyeron ayer de la franja de Gaza por tierra y por mar, intentando llegar a Cisjordania. El Ejército israelí teme una avalancha de palestinos en el cruce de Erez, fronterizo entre la franja e Israel, donde los milicianos de Hamás se han hecho con el control del paso y han llegado a saquear el lugar.

"No viviré en un Estado controlado por Hamás", declaró Shadi, un combatiente nacionalista, tras escapar de Gaza y llegar hasta Cisjordania, controlada por Al Fatá. Muchos seguidores nacionalistas originarios de Gaza temen las represalias de los islamistas. "Nos han destruido; me siento perdida", dijo una mujer. Los milicianos de Hamás han sembrado la paupérrima franja de puestos de control para impedir la marcha de dirigentes nacionalistas de alto rango.

Los gobiernos de Israel y Egipto autorizaron a centenares de simpatizantes de Al Fatá a viajar a Cisjordania a través de su territorio. Las tropas israelís, sin embargo, se vieron obligadas a disparar al aire para impedir que docenas de activistas nacionalistas escapasen a través del cruce fronterizo de Erez. A principios de semana, el Ejército israelí cerró el paso fronterizo a la prensa, y solo ha permitido la entrada de algunos suministros de gasolina y sangre para los hospitales.

0 Comentarios
cargando