Destituido por corrupción el jefe del Partido Comunista en Shanghái

Pekín investiga un fraude de 320 millones a la Seguridad Social

1
Se lee en minutos
ADRIÁN FONCILLAS / PEQUÍN

El principal dirigente del Partido Comunista de Shanghái, Chen Liangyu, fue destituido ayer por su presunta implicación en una estafa a la seguridad social. Chen, uno de los políticos con más poder del país, fue apartado también del politburó del comité central del partido y sus fotos y discursos fueron borrados de la web de Shanghái.

Chen está detrás de la inversión de la tercera parte del mayor fondo de pensiones del país en la operadora de aduanas Fuxi Investment Hólding. Esta sociedad usó los 320 millones de euros malversados para construir una autopista de peaje y rascacielos. China es muy sensible a los escándalos sobre pensiones, ya que la precaria cobertura estatal obliga a la población a grandes esfuerzos de ahorro para gastos sanitarios o de educación.

La Comisión Central para la Inspección de la Disciplina destituyó hace unos días a Zhu Junyi, director de la Oficina Municipal de Trabajo y Seguridad Social. Dicha comisión fue enviada por Pekín para escrutar a fondo las cuentas de la ciudad china más rica y cosmopolita.

PUGNA POR EL PODER

Noticias relacionadas

La campaña contra la corrupción es la antesala a las previsibles pugnas por el poder del XVII congreso del Partido Comunista, que se celebrará el próximo año. Chen es uno de los hombres más cercanos al anterior presidente, Jiang Zemin, que lideró elclan de Shanghái

El capitalismo exacerbado con que Jiang gobernó China fue matizado por su sucesor, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, quienes llegaron al poder desde provincias atrasadas y luchan por un crecimiento más igualitario.

Temas

Shanghái