Ir a contenido

COMPRAS EN LÍNEA

Los usuarios ya pueden pagar en un 'e-commerce' con su cuenta bancaria

BBVA ha lanzado un servicio para que los comercios electrónicos puedan ofrecer a sus clientes una alternativa a la tarjeta bancaria

Se trata de un sistema de cobro sencillo, inmediato y con todos los filtros de seguridad para evitar el fraude o la mala utilización

Una joven compra en un comercio electrónico desde su casa.

Una joven compra en un comercio electrónico desde su casa.

El comercio electrónico ha roto todas las barreras, y ya se ha convertido en un método de compra habitual. Sin embargo, hasta ahora, solamente existía la opción de pagar introduciendo el número de la tarjeta de crédito o débito o bien a través de una plataforma de pago (que cobra comisión por transacción). Ante ello, BBVA ha lanzado el Servicio de Pago con Cuenta Bancaria para los 'e-commerce', que permite a sus clientes pagar directamente desde la cuenta de su banco, sin necesidad de utilizar tarjeta.

Se trata de un servicio totalmente seguro que, además de realizar la verificación de comercios y la autentificación de usuarios, cuenta con filtros de seguridad adicionales que permiten prevenir el fraude y mejorar el servicio de pago. Además, este nuevo sistema, que nace tras la puesta en marcha de las últimas novedades de la normativa europea PSD2, permite pagar desde varias entidades del país que posibilitan el envío de transferencias inmediatas a sus clientes. Es decir, que el usuario puede pagar de forma sencilla y segura con una transferencia inmediata desde su cuenta, sea o no de BBVA.

Solamente tiene que seleccionar la cuenta contra la que quiere efectuar el pago e introducir las credenciales de la banca 'on line' de su entidad. Para poder realizar el proceso, esta debe tener a su vez activadas las transferencias instantáneas para sus clientes. En este sentido, BBVA actúa con este servicio como iniciador de pagos, ofreciendo numerosas ventajas tanto a las empresas como a los clientes de los comercios.

Proceso más simple

Además de ser una alternativa al uso de las tarjetas y ofrecer una forma de pago adicional que ayudará a incrementar las ventas del negocio, este servicio permite pagar cantidades de hasta 15.000 euros, si bien el importe máximo dependerá de los límites establecidos por la entidad origen de los fondos. Por otro lado, al no requerir registros e integrarse directamente en los métodos de pago de los comercios, simplifica el proceso de cobro e incrementa la seguridad del pago por transferencia tradicional, para el que se necesitaba acceder desde la banca on line de la entidad (fuera del entorno del comercio).

El Servicio de Pago con Cuenta Bancaria incluye además una herramienta dentro de BBVA Net Cash, a través de la cual el comercio puede consultar en tiempo real el detalle de las ventas realizadas (de la más reciente a la más antigua). De esta forma, podrán procesar los pedidos inmediatamente y enviarlo cuanto antes al cliente.

Además, el abono de las operaciones de pago ejecutadas a través de la web se realiza de forma inmediata en la cuenta de BBVA del comercio, que también puede gestionar devoluciones y visualizar las transacciones que no han finalizado correctamente.

Temas: BBVA