Ir a contenido

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y BANCA

Patrocina:

Una relación cada vez más digital

Tres de cada diez nuevos clientes de BBVA se han dado de alta a través de canales no presenciales

El contacto por la aplicación móvil crece con más fuerza que la web, en una clara tendencia de uso

Víctor Fúser

Un cliente realiza una gestión bancaria desde su móvil.

Un cliente realiza una gestión bancaria desde su móvil.

El móvil se ha convertido, en lo que va de año, en el canal más utilizado por los nuevos clientes que se han dado de alta a través de los canales digitales de BBVA, cosa que ratifica el peso específico que está adquiriendo para un gran número de gestiones cotidianas. En este sentido, en el mes de julio, el porcentaje de altas móviles fue un 26% superior a las altas registradas en la web, rompiendo definitivamente con ciertas reticencias a operar a través del smartphone e indicando que la evolución digital tiene mucho más camino por correr en su versión móvil que web.

A nivel general, los diferentes canales digitales se afianzan en la relación que mantienen las entidades financieras con sus clientes y se convierten, incluso, en su primer punto de entrada y contacto. Y es que a día de hoy, tres de cada diez nuevos clientes de BBVA se dan de alta a través de canales no presenciales.

BBVA fue el banco pionero en España en permitir abrir una cuenta a través de canales digitales desde el 2015. El servicio, al principio únicamente disponible a través de la web, se completó en noviembre del 2016 con el alta móvil, la primera solución de estas características lanzada por una entidad bancaria, que utiliza técnicas de identificación biométrica con sello español para asegurar la identidad del titular o titulares que desean abrir la cuenta.

Acreditación segura 

El sistema de alta por canales digitales consta de una verificación de los documentos que acreditan la identidad del titular, completada con la identificación biométrica del interesado en hacerse cliente, a través de una fotografía y un vídeo. Un proceso que está disponible en la 'app' y en la web de BBVA, tanto para cuentas de particulares, tengan esta uno o dos titulares, como para la de los autónomos.

Una de las claves para que el cliente cada vez confíe en los canales digitales para operar con el banco no es solo la seguridad, sino también todas las facilidades ofrecidas. Por ejemplo, BBVA cuenta con el Servicio Mudanza, que convierte en algo sencillo el traslado de los gastos e ingresos del nuevo cliente desde su anterior entidad financiera. Esta es una funcionalidad que ha sido muy bien recibida por parte de los usuarios, ya que permite domiciliar de nuevo todos los recibos sin tener que llevar a cabo pesadas gestiones. Durante este 2019, la entidad ha tramitado ya 60.000 solicitudes de redomiciliación de recibos por canales digitales.

Gestión de ingresos

Por otro lado, también se hace mucho más sencillo gestionar los ingresos con los que cuente. Los clientes con nómina pueden solicitar por la aplicación móvil y la web el documento que debe llevar a su empresa para pedir el cambio de cuenta para su nómina. También los pensionistas pueden consultar o solicitar la información por correo electrónico para saber cómo domiciliar su pensión en BBVA.

Asimismo, esta herramienta es muy útil para aquellas personas con ingresos recurrentes, como por ejemplo el cobro de un alquiler en una vivienda con inquilino. En este caso, puede solicitar el documento para entregar al pagador, informando del cambio en el número de cuenta.

Temas: Bancos