Ir a contenido

protesta social

Más de 60 arrestados en París en las protestas de los 'chalecos amarillos'

El movimiento reivindicativo alcanza su quinta semana de movilizaciones orientado ahora contra las políticas sociales del Gobierno de Macron

Los chalecos amarillos vuelven a salir a las calles de París. / VALERY HACHE (AFP / VÍDEO: EUROPA PRESS)

Un millar de manifestantes han sido identificados por la policía este sábado en París durante el  quinto acto de las protestas de los "chalecos amarillos" en Francia, y cerca de sesenta personas han sido arrestadas, anunció la Prefectura de Policía. Esta es "una movilización más débil" y, por lo tanto, "una movilización de matones más débiles", dijo la portavoz de la policial Johanna Primevert, y agregó que "la policía sigue movilizada". Los arrestos estan lejos de los 500 registrados a la misma hora del sábado pasado.

Las tortestas del  sábado convocaron a unas 125.000 personas en todo el país y a 10.000 en la capital. Los "chalecos amarillos" mantuvieron esta nueva jornada pese a las medidas anunciadas el pasado lunes por el presidente, Emmanuel Macron, en favor del poder adquisitivo. Como en las últimas semanas, los Campos Elíseos son el epicentro de la convocatoria parisina, en medio de un amplio dispositivo de seguridad que incluye registros a quienes quieren acceder a esa avenida

Mujeres vestidas como "Marianne", el símbolo nacional de la República Francesa, se han manifestado también en los Campos Elíseoscontra el aumento del coste de vida y coanta los altos impuestos. El movimiento 'chalecos amarillos" originalmente comenzó como una protesta por las alzas planeadas de combustible, pero se ha transformado en una protesta masiva contra las políticas del Presidente y el estilo de gobierno de arriba hacia abajo.

Dispositivo de seguridad

Los primeros "chalecos amarillos" convergieron tranquilamente en los Campos Elíseos este sábado, rodeados por un dispositivo de seguridad de magnitud, bajo la atenta mirada del poder político que espera se apacigüe después de los anuncios. Emmanuel Macron a favor del poder adquisitivo. "La última vez, estuvimos allí por los impuestos, esta vez, es más por instituciones: queremos una democracia más directa", resume Jeremy, un interino de 28 años de edad de  Rennes.

Poco antes de las 09:30 horas una treinta personas fueron arrestadas en Ile-de-France, incluidas 17 en el área de París, lejos de los 300 arrestos registrados a la misma hora del sábado pasado como parte de los controles preventivos. En total, hubo casi 2.000 arrestos, un récord. La magnitud de las manifestaciones, que han reunido a algo más de 130.000 personas durante los últimos dos episodios marcados por escenas de guerra de guerrillas y una seguridad excepcional, serán examinadas de cerca por un Ejecutivo en medio de una crisis social sin precedentes. 

"Esperamos una movilización un poco menos numerosa, pero con individuos algo más decididos", dijo el secretario de Estado para el Interior el viernes por la noche, Laurent Nuñez. Alrededor del Arco de Triunfo, furgonetas de gendarmes móviles se han colocado desde el amanecer. Y unos 8.000 miembros de la fuerza policial fueron desplegados en la capital, apoyados por 14 vehículos blindados.

 

Temas: Francia