Orgullo de: L'Hospitalet (5)

Raúl Bueno: la historia del creativo detrás de las mil maneras de sentirse de L'Hospitalet

Raúl Bueno, el creativo detrás de las camisetas sobre identidad local de L’Hospitalet.

Raúl Bueno, el creativo detrás de las camisetas sobre identidad local de L’Hospitalet. / Manu Mielniezuk

  • Este diseñador gráfico ideó durante una década docenas de camisetas que exploraban el sentimiento de pertenencia y orgullo en la gran ciudad catalana

  • Su marca 'L'H is not Barcelona', con una homónima en Santa Coloma, conecta con la identidad local surgida a raíz del estigma de la periferia de Barcelona

4
Se lee en minutos
Manuel Arenas
Manuel Arenas

Redactor

Especialista en historias locales, audiencias e información del área metropolitana de Barcelona y reporterismo social

Escribe desde área metropolitana de Barcelona

ver +

¿Cuántas maneras hay de sentirse de L'Hospitalet? Tantas como camisetas se puedan diseñar a partir de ellas. Éste es el lema del diseñador gráfico Raúl Bueno (L'Hospitalet de Llobregat, 1980), creativo que se pasó una década, de 2009 hasta justo antes de la pandemia en 2019, diseñando y vendiendo elásticas con el orgullo hospitalense como motivo en las ferias de la segunda ciudad catalana.

Entretodos

¿Eres vecino de L'Hospitalet? Háblanos de tu ciudad

Publica en Entre Todos tu experiencia en primera persona vinculada a la gran ciudad catalana

Pero ¿qué es el 'orgullo hospitalense'? "La identidad que te da haberte criado en un barrio deteriorado, golpeado por las drogas y la pobreza", responde Bueno, que hasta los 23 fue vecino de los barrios de Santa Eulàlia y La Torrassa para luego mudarse a Gràcia (Barcelona) y posteriormente a Mallorca, donde reside hoy dedicado a la organización de eventos.

La camiseta con la que empezó "petándolo", bajo la rúbrica de su marca, llamada 'Semas', fue la de 'L'H is not Barcelona'. Una proclama que, en la línea de 'Santako is not BCN', marca de la cual fue semilla por el buen rollo entre Raúl Bueno y los cerebros del lema colomense, Reme Corral y Juanra Navarro, explora la identidad local surgida a raíz del sentimiento de estigma de la periferia barcelonesa en relación a la gran ciudad.

Raúl Bueno, el creativo detrás de las camisetas sobre identidad local de L'Hospitalet.

/ Manu Mielniezuk

"Ahora L'Hospitalet está muy bonito, pero en la época de mis padres, mientras a Barcelona se la cuidaba, a nosotros nos dejaban tiraos' como perros pero a su vez los de arriba se llenaban la boca con nuestra gente a favor de la 'marca Barcelona', y la realidad es que nosotros no somos Barcelona", explica Bueno, quien ahora se redime de que en este diario su viejo amigo Darío -a quien se le ocurrió el lema 'L'H is not Barcelona' al ver en el Camp Nou una pancarta de 'Catalonia is not Spain'- le atribuyera una mera "ayuda" para crear la marca, cuando en realidad "yo elaboré todo el diseño: hice una señal de tráfico porque quería que se leyera a cien metros".

"La realidad es que L'Hospitalet no somos Barcelona"

Después de aquello, que Bueno sintió como una "puñalada", se retiró y se puso con otras decenas de diseños hospitalenses. De todos ellos, el que "pegó durísimo" fue 'L'Hospitalet: 12 barris, 6 districtes', representativo de la división territorial local, "la niña de mis ojos", dice. "Esa camiseta lo reventó mucho más que la anterior: me la compraban para gente desde los tres años hasta los ochenta", cuenta Bueno, cuya parada de venta en L'Hospitalet, que empezó en la Rambla Just Oliveres y acabó en la Av. Carrilet, tenía presencia durante las feria de Navidad y Sant Jordi.

Anatomía de la identidad local

En el área metropolitana de Barcelona existe un contraste identitario: aunque no resulta sencillo vislumbrar una identidad metropolitana, sin embargo sí se avistan fenómenos identitarios marcados en algunas ciudades metropolitanas. Sin ir más lejos, según el último Barómetro de Opinión Pública de L'Hospitalet, el 71,9% de los encuestados (muestra: 1.300 entrevistas) cree que L'Hospitalet tiene identidad propia y el 66,2% se siente 'mucho' o 'bastante identificado' con el municipio.

Santa Coloma de Gramenet es otro ejemplo paradigmático. En la urbe del Barcelonès, Reme Corral y Juanra Navarro, propietarios de La Tienda SC, han sabido captar la identidad local a través de sus diseños desde principios de los 2000, primero con 'Santa Coloma Old School' y luego con 'Santako no es BCN', entre otros, hasta convertirlos directamente en iconos pop.

Raúl Bueno, el creativo detrás de las camisetas sobre identidad local de L'Hospitalet.

/ Manu Mielniezuk

Una frase de Reme Corral en este diario hace dos años lo resumió bien: "Antes iba a Barcelona y me daba vergüenza decir que era de Santa Coloma; ahora, al revés". A esa misma sacudida de complejos alude Raúl Bueno cuando dice que usaba sus camisetas como herramienta para vertebrar la cultura local. Un ejemplo: su camiseta 'L'Hospitalet 1925', referida al año en que el rey Alfonso XIII otorgó a la que había sido una villa tradicionalmente agrícola el título de 'ciudad'.

El sueño de la tienda que no llegó

Raúl Bueno habla de sus diseños de L'Hospitalet con inevitable nostalgia. A raíz de la pandemia dejó de impulsar su proyecto de marca local, para el cual soñó con una tienda en la ciudad de ropa y souvenirs made in L'Hospitalet, a modo de "rincón cultural local", que nunca llegó.

"A los artistas no se nos reconoce como debería en nuestras ciudades"

"Reconozco que me gustaría retomarlo, pero necesitaría una ayuda municipal que nunca tuve: ahora no puedo tirarme a la piscina con 6.000 euros de inversión a fondo perdido", afirma Bueno, que ha echado de menos alguna "ayuda institucional" para tirar hacia adelante su iniciativa.

Noticias relacionadas

Ahora, en el mundo de los eventos y a caballo entre Mallorca e Ibiza, lo ve lejos. "Tengo una vida muy hippie, soy muy nómada y no me veo volviendo a L'Hospitalet", reconoce. Eso sí: llegó a exportar a Ibiza su camiseta 'L'Hospitalet: 12 barris, 6 districtes', aunque allí no triunfó tanto como en la ciudad catalana, y quiere retomar otra marca que en su día también le funcionó: 'Sonríe, coño, que no cuesta nada'.

"A los artistas no se nos reconoce como debería en nuestras ciudades; para eso deberíamos ser futbolistas, como Jordi Alba", concluye Bueno.