Juegos de Barcelona 92

El gran mural olímpico de L'Hospitalet, olvidado durante 30 años

  • 'Historia del Olimpismo', de Cristóbal Gabarrón, se inauguró en 1991 y los años siguientes sufrió una "degradación intensa"

  • Restaurado desde 2010 por el autor, lleva 12 años almacenado en Valladolid a la espera de que el consistorio encuentre dónde ubicarlo

Imagen: Archivo Ayuntamiento L'Hospitalet / Vídeo: Carla González

3
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +

Más de 1.000 piezas irregulares de cerámica; unas 150 figuras que representan distintas modalidades deportivas; 100 metros de largo por 5 de alto, es decir, 500 m² de superfície. Estas son algunas de las cifras que permiten comprender la magnitud del mural ‘Historia del Olimpismo’, del artista Cristóbal Gabarrón, que en su día fue presentado como "el más grande del mundo de temática deportiva".

Esta colosal obra, inaugurada el 21 de mayo de 1991 con razón de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, se encontraba ubicada en un muro lateral del Estadi Olímpic de Beisbol de L’Hospitalet de Llobregat, ciudad que en 1992 fue subsede olímpica. Sin embargo, en 2007, el Ayuntamiento de L’Hospitalet y la Fundación del autor llegaron a un acuerdo para retirar y restaurar la obra y, desde entonces, el mural ‘Historia del Olimpismo’ ha permanecido olvidado en el depósito de la Fundación Cristóbal Gabarrón en Valladolid.

Desde el Ayuntamiento señalan que entre 1991 y 2007 el mural sufrió “una degradación intensa, debido a las inclemencias del tiempo y del vandalismo”. Ante esta situación, y para preservar la obra original, “se acordó que esta restauración fuese realizada por la Fundación Cristóbal Gabarrón y supervisada por el propio artista”, siguen desde el consistorio hospitalense.

El mural fue arreglado hace ya 12 años y, desde entonces, resta a la espera de que el Ayuntamiento, titular de la obra, ponga a disposición una nueva ubicación donde instalarlo. Desde el consistorio de L’Hospitalet explican que, desde hace unos meses, trabajan para “encontrar un espacio adecuado para ubicar de forma definitiva el mural”. Una tarea, siguen, “nada fácil dadas las dimensiones de la obra”.

16 años de degradación

En un inicio, en 1991, estaba previsto que en los alrededores del Estadi Olímpic de Beisbol -donde ahora se encuentra el Camp Municipal de Futbol de L’Hospitalet- se construyera un estanque y se instalase un sistema de alumbrado en torno al mural ‘Historia del Olimpismo', de modo que se dinamizara la ‘manzana olímpica’, comprendida entre las calles Travessia Industrial, Feixa Llarga, la avenida Virgen de Bellvitge y la calle de la Residència. No obstante, este proyecto no llegó a materializarse.

El escritor, historiador y vecino de L’Hospitalet de Llobregat Ireneu Castillo explica que la idea original era “darle presencia” al espacio, pero que lo que tenía que ser un estanque terminó como un solar con funciones de parking. “Todo el mundo que iba ahí se llevaba un trozo o lo pintaba”, señala Castillo, quien, coincidiendo con el 30 aniversario de los Juegos Olímpicos de Barcelona, ha rescatado en su blog la historia de este mural.

La Asociación de Vecinos de Bellvitge recuerda también en su página web como en 1998, siete años después de su exposición, ya había quejas por el “avanzado estado de degradación” del mural y cómo esta obra se convirtió en un dolor de cabeza para el entonces alcalde Celestino Corbacho. “La Fundación Gabarrón se enteró del deplorable estado del mural y su indigna ubicación y, tras un agrio rifirrafe con el Ayuntamiento de L’Hospitalet por el mural accedió a llevárselo a Valladolid”, explica Castillo.

Noticias relacionadas

Así, el 18 de septiembre de 2007, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de L’Hospitalet aprobó el 'Proyecto de recuperación mural Historia del Olimpismo', que había redactado la misma Fundación Cristóbal Gabarrón y, tras ello, la obra fue desmontada pieza a pieza y trasladada a Valladolid.

La restauración del mural

El proceso de restauración consistió en crear un soporte nuevo con la misma textura y relieve del original, arrancar la película de color del original y traspasarla al nuevo soporte, para poder ubicarlo en otro sitio. "Una parte de estos trabajos se realizaron en la ubicación del mural y el resto, en los almacenes de la Fundación en Valladolid", comentan desde el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat.

Lee todas las noticias de L'Hospitalet de Llobregat en EL PERIÓDICO L'Hospitalet