36 meses de seguimiento

Bellvitge crea un algoritmo para predecir muertes súbitas y arritmias letales

  • El estudio ha contado con la participación de 1.165 pacientes del centro de L'Hospitalet y del North West Heart Center de Manchester

  • La investigación la liderado el especialista de la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Servicio de Cardiología de Bellvitge Andrea Di Marco

El Hospital de Bellvitge.

El Hospital de Bellvitge. / JOAN PUIG

1
Se lee en minutos
Efe

Investigadores del Hospital Universitari de Bellvitge (HUB) de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelonès) y del Institut d'Investigació Biomèdica de Bellvitge (IDIBELL) han desarrollado un algoritmo que permite predecir la muerte súbita y arritmias potencialmente letales en pacientes con miocardiopatía dilatada no isquémica.

Gracias a esta nueva herramienta, se podrá guiar de forma más precisa la indicación de un desfibrilador implantable a aquellos pacientes que tengan realmente un alto riesgo de muerte súbita, lo que permitirá salvar más vidas y aumentar la relación coste-beneficio de esta terapia, ha explicado este martes el hospital en un comunicado.

Los resultados de la investigación, liderada por el especialista de la Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Servicio de Cardiología de Bellvitge Andrea Di Marco y llevada a cabo en colaboración con investigadores del North West Heart Center de Manchester (Reino Unido), se han publicado en la prestigiosa revista Journal of the American College of Cardiology.

La miocardiopatía dilatada no isquémica se caracteriza por la dilatación excesiva y pérdida de fuerza del ventrículo izquierdo del corazón en ausencia de un infarto previo. Aun así, se trata de una condición que puede provocar insuficiencia cardíaca, arritmias graves, o incluso muerte súbita.

Seguimiento a 1.165 pacientes

Hasta ahora no existía una forma lo bastante fiable de determinar qué pacientes con miocardiopatía dilatada no isquémica tenían un riesgo más alto de sufrir arritmias potencialmente letales o muerte súbita. Debido a esto, varios ensayos del uso preventivo de los desfibriladores implantables en estos pacientes no habían obtenido buenos resultados y quedaba un amplio margen de incertidumbre sobre a qué pacientes se debería aplicar un desfibrilador profiláctico.

Ahora, mediante la combinación de dos sencillos parámetros obtenidos por resonancia magnética cardíaca, los autores del estudio han conseguido un algoritmo de fácil aplicación clínica que permite identificar el riesgo de arritmias graves y de muerte súbita en estos pacientes de forma mucho más precisa que la estrategia en uso hasta el momento.

Noticias relacionadas

El algoritmo ha sido desarrollado en una cohorte de 1.165 pacientes del Hospital de Bellvitge y el North West Heart Center con un seguimiento medio de 36 meses.

Más noticias de L'Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO