Coronavirus

L’Hospitalet inaugura en Bellvitge un espacio en memoria de las víctimas del covid

  • El 'Jardín de las Emociones' pretende rendir homenaje a los profesionales sanitarios y vecinos de la ciudad por el esfuerzo colectivo realizado

  • “Muchas personas no lo lograron y queríamos que las familias pudieran tener un espacio donde dejar sus sentimientos”, explica la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín

El Jardín de las Emociones, un espacio en memoria de las víctimas del covid-19 ubicado en el Hospital de Bellvitge.

El Jardín de las Emociones, un espacio en memoria de las víctimas del covid-19 ubicado en el Hospital de Bellvitge. / Ayuntamiento de L'Hospitalet

3
Se lee en minutos
Àlex Rebollo

“Queremos que sea un espacio que perdure en el tiempo, que no olvidemos y así podamos ser mejores en el futuro”. El concejal de cultura y educación de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelonès), David Quirós, ha dado comienzo con estas palabras a la presentación del 'Jardín de las Emociones' del Hospital Universitari de Bellvitge, un nuevo espacio artístico nacido con el objetivo de recordar a todas las víctimas del covid-19 y que pretende rendir homenaje a los profesionales sanitarios y vecinos de la ciudad por el esfuerzo colectivo realizado durante el último año.

El Jardín, ubicado en la entrada del edificio de consultas externas del centro hospitalario, consta de una escultura central, obra del artista hospitalense Alfredo Sánchez, que se erige también como “un ofrecimiento a la esperanza”. La intervención también ha contado con la participación de varios artistas y creadores del Distrito Cultural de L'Hospitalet, todos ellos residentes en la fábrica de creación Tonal'h, como los Monkey Fingers, Diego Saldaña, Irene López, Laura Muñoz, Elige Chose y Eduardo Rangel.

Muchas personas no lo lograron y queríamos que las familias pudieran tener un espacio donde dejar sus sentimientos”, ha explicado la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, en su intervención. De hecho, L’Hospitalet de Llobregat ha sido una de las ciudades catalanas más castigadas por la pandemia y, según los datos publicados por el Departament de Salut, actualmente acumula 843 vecinos fallecidos con covid.

Ya a principios de julio de 2020, L’Hospitalet fue una de las zonas de Catalunya, junto al Segrià, en sufrir los primeros rebrotes, unos contagios que se concentraron en los barrios de la zona norte de la ciudad, más pobres y densamente poblados. Así, también fue la primera gran ciudad catalana en llegar al 10% de vecinos contagiados.

“Hemos nombrado a este espacio 'Jardín de las Emociones' porque es justo lo que representa: las emociones que nos despiertan los recuerdos de todas las personas que ya no están y la esperanza de que, como repetimos en los momentos más duros, ‘saldremos adelante’”, ha concluido Marín.

El arraigo de Bellvitge

En la presentación también ha intervenido la gerente territorial del Institut Català de la Salut (ICS) en la región Metropolitana Sur, Montserrat Figuerola, que, junto a Marín, ha destacado el arraigo que el centro hospitalario ha desarrollado en la ciudad transcurridos 50 años de su creación. Figuerola ha señalado que el Jardín “refuerza todavía más nuestro vínculo con L’Hospitalet y sus vecinos”.

Según la gerente, que también ha insistido en la “necesidad” de seguir avanzando en el proyecto del clúster biomédico que proyecta la ciudad, pasar frente al nuevo espacio escultórico servirá para “reafirmar el compromiso por el bienestar y la salud que asumimos conjuntamente”.

También en tono esperanzador, Figuerola ha destacado la vacunación como "el triunfo de la ciencia", el ejemplo de cómo es posible responder a un reto tan mayúsculo como la pandemia. "La vacunación es importantísima, sobre todo ahora que estamos avanzando más deprisa", ha añadido. De hecho, en L'Hospitalet, 86.629 vecinos ya han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19 y, en total, 45.174 hospitalenses ya han recibido una pauta completa de vacunación, según los últimos datos publicados por Salut.

Espacio interdisciplinar

El diseño de la escultura trabaja sobre la idea de la espiral, con un ángulo inicial que busca el centro, mientras que el giro y las piezas siguientes "van creando un crecimiento vertical que simboliza una solución de compromiso y continuidad", han explicado desde el consistorio. "La pieza muestra cómo muchas individualidades orientadas en un mismo sentido constituye la fuerza necesaria para salir adelante, para que la salida del covid-19 sólo puede ser colectiva", añaden.

Noticias relacionadas

A parte de la escultura, en la intervención se han utilizado también otros lenguajes artísticos: pintura y diseño de mobiliario urbano. Así, se han creado figuras por toda la estructura de hormigón -paredes, columna, friso y techos- que se han pintado en colores como el negro y el azul marino, que "evocan el cielo y la unión entre el mundo terrenal que nace de la tierra y el mundo espiritual". La obra se cierra con la palabra 'Gracias' pintada en la cara exterior del techo, de modo que los profesionales puedan leerla desde las ventanas de distintos puntos del Hospital.

Más noticias de Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO