Quejas vecinales

Cierran un obrador en L'Hospitalet por "irregularidades sanitarias y administrativas"

El establecimiento, aún en obras y sin permiso de actividad ni requisitos sanitarios, elaboraba y distribuía pan y productos de pastelería

Agentes de la Guardia Urbana de L’Hospitalet de Llobregat.

Agentes de la Guardia Urbana de L’Hospitalet de Llobregat. / AYUNTAMIENTO DE L'HOSPITALET

Se lee en minutos

El Periódico

La Guardia Urbana de L’Hospitalet de Llobregat, junto al Servei Municipal de Salut del Ayuntamiento, ha actuado contra un obrador ubicado en la calle Corominas, en el barrio de Santa Eulàlia, por “diversas irregularidades sanitarias y administrativas”, en una acción llevada a cabo a raíz de quejas vecinales por ruidos.

Según explican desde el consistorio, en una inspección sanitaria a petición de la Guardia Urbana, se ha detectado que el establecimiento, dedicado a la elaboración y distribución de pan y productos de pastelería, estaba todavía en obras y no tenía licencia de actividades, “además de no disponer de los requisitos sanitarios ni las estructuras adecuadas”, añaden.

Como consecuencia, se ha ordenado el cese inmediato de la actividad, han quedado precintadas las cámaras frigoríficas y el almacén, y se han inmovilizado los productos de alimentación elaborados.

Distribución en tres municipios

El obrador tenía preparados productos alimenticios para distribuir en cuatro establecimientos: dos en L'Hospitalet, uno en Sabadell y otro en el barrio de Sants de Barcelona.

Te puede interesar

Con esta intervención, “se ha evitado que salgan al mercado productos alimenticios sin garantías sanitarias para los consumidores”, afirman desde el Ayuntamiento.

Más noticias de L'Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA