CORONAVIRUS

Desalojadas casi 200 personas en un bar de L'Hospitalet por no respetar las medidas sanitarias

Según indican fuentes policiales, un vecino llamó alarmado por la multitud que se había agolpado para ver la final de la Champions

"La mayoría no eran clientes ni estaban tomado nada; nosotros no les servíamos", declaran los responables del local

Multitudinaria concentración en un bar de L’Hospitalet para ver la final de la Champions.

Multitudinaria concentración en un bar de L’Hospitalet para ver la final de la Champions. / GUÀRDIA URBANA HOSPITALET

Se lee en minutos

Àlex Rebollo

La Guàrdia Urbana de L’Hospistalet de Llobregat desalojó este domingo 23 de agosto por la noche un bar de la avenida del Masnou en el que se habían concentrado docenas de aficionados al futbol para mirar la final de la Champions entre el PSG y el Bayern de Múnich. Según indican fuentes policiales, un vecino llamó alertado por la multitud que se había agolpado en el bar, ante lo que acudió la Unidad de Intervención de la Guàrdia Urbana.

Al llegar al local, las mismas fuentes explican que se encontraron con 140 personas en la terraza viendo el partido, “casi el triple del permiso que tienen”. “El local tiene licencia para 12 veladores –una mesa y sus cuatro sillas-, es decir, 48 personas, pero había 19 veladores y hasta 140 personas entre las que estaban sentadas y las que estaban de pie”, señalan desde la Guàrdia Urbana.

Además, indican que en el interior del local también “se duplicaba el aforo permitido en relación a los límites de las restricciones por la covid-19”, lo que supone "unas 50 personas más".

Los dueños del local, ubicado en el barrio de La Florida –uno de los barrios más densos y afectados por los rebrotes de covid-19 de L’Hospitalet-, explican que ellos pusieron sus 12 mesas, pero que la gente empezó a llegar en masa y a coger y poner sin permiso mesas que estaban guardadas. “Pusimos las mesas bien, pero empezó a venir gente y cogían las mesas que teníamos aparte. La mayoría no eran clientes ni estaban tomado nada; nosotros no les servíamos”, declaran.

“No los podíamos echar”

Los responsables del bar explican que tienen una tele “bastante grande” fuera y que por ello acudió la gente. “No los podíamos echar, eran muchos. Mi familia estaba estresada y nos daba miedo apagarles la tele”, afirma uno de los responsables.

Por su parte, los agentes de la Guàrdia Urbana de L’Hospitalet explican que no se sancionó a los asistentes. “Sólo pudieron actuar 3 patrullas y la Unidad de Intervención, lo que hace un total de 12 agentes. Con tanta gente se decidió no sancionar individualmente para evitar riesgos”, relatan fuentes policiales.

Te puede interesar

Finalmente, se levantaron actas a los dueños del bar por “infringir la normativa municipal” al haber más veladores en la terraza de los que tenían permiso y por no cumplir con las medidas sanitarias decretadas.

Más noticias de L'Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA