Ir a contenido

BALANCE DE MANDATO DE NÚRIA MARÍN

L'Hospitalet tendrá una nueva plaza de Europa en Can Rigal, al norte de la ciudad

La alcaldesa Núria Marín anuncia también una inédita intervención en 66 bloques de Bellvitge para mejorar su accesibilidad y eficiencia energética

Joan Salicrú

Núria Marín, en un momento de su conferencia.

Núria Marín, en un momento de su conferencia. / FERRAN NADEU

En la séptima edición de su clásica conferencia anual, fijándose un marco mental de "atrevimiento", "valentía" y "decisión", la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, ha anunciado esta noche nuevas propuestas para que la ciudad haga un salto adelante en los próximos años. Así, "encarriladas" cuestiones históricas como el soterramiento de las vías del tren a su paso por la segunda ciudad de Catalunya o el soterramiento y urbanización del nuevo paseo de la Granvia, Marín ha lanzado en el marco de su conferencia ‘Cuando L’Hospitalet decide ser atrevida’ un nuevo desafío, de gran calado: la creación en el norte de la ciudad, concretamente en el entorno de Can Rigal, en Pubilla Cases, de una “nueva Plaza Europa”, el distrito económico de L’Hospitalet inaugurado en 2007 y situado en el polo opuesto de la ciudad. “Será una nueva herramienta de transformación urbana, un nuevo espacio de centralidad metropolitana donde queremos que sean protagonistas el deporte y la salud”, ha anunciado.

Esta nueva área, asegura Marín, será un sector estratégico para la economía metropolitana, junto a las universidades de la Diagonal y el Camp Nou, que recibirá el impulso de dos motores importantes: el Complejo Deportivo L'Hospitalet Nord -un polo que ha de atraer iniciativas que liguen deporte, salud, formación, turismo e investigación, y para el que se pondrá en marcha un concurso internacional de ideas- y el futuro nuevo Hospital General. Marín ha denunciado que ahora muchos hospitalenses tienen que desplazarse al Moisès Broggi de Sant Joan Despí y, por otra parte, el actual Hospital General ha quedado obsoleto: "Se trata de una reivindicación vecinal y del equipo de gobierno, que trasladé nuevamente a la 'consellera' de Salut y en relación a la cual hemos decidido plantarnos. Tenemos derecho a recibir asistencia hospitalaria de calidad en nuestra ciudad".

Marin ha admitido que es un proyecto muy complejo, pero en su discurso, pronunciado en el Hotel Hesperia Tower, en Bellvitge, Marín ha enmarcado esta propuesta dentro de la necesidad de seguir apostando por nuevos polos de atracción económica, que transformen el territorio y generen riqueza para que esta se pueda redistribuir en forma de proyectos sociales en los barrios.  

Nuevo proyecto de accesibilidad en los pisos de Bellvitge

Y del macrourbanismo a la microcirugía urbana. En muchos bloques del barrio de Bellvitge, que datan de los años 60 del siglo pasado, el ascensor no se detiene en el mismo rellano, sino que lo hace siete escalones arriba o abajo, dificultando el acceso a personas mayores, con movilidad reducida o a coches de niños o carros de la compra.

Núria Marín cree que es momento de abordar situaciones como estas y, aunque recuerda que nadie le ha montado una manifestación por este tema y en cambio puede que tenga que afrontar alguna según como se desarrollen los acontecimientos, oficializó la voluntad del Ayuntamiento de actuar de forma decidida en 66 bloques del barrio, con una solución técnica que aún no está tomada pero que asegura servirá de referencia a la hora de poner mano a situaciones parecidas en toda Catalunya.     

El proyecto, que se está trabajando desde hace dos años, se llevará a cabo en colaboración con el Consorcio Metropolitano de la Vivienda del Área Metropolitana y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y tiene por objetivo hacer accesibles y eficientes todos los pisos de Bellvitge. Así, el Consorcio cubrirá el 30% del coste en una subvención a fondo perdido -no está concretado de cuantos millones hablamos-, licitará y hará las obras; el Banco Europeo de Inversiones generará créditos a interés cero para las familias; y el Ayuntamiento subvencionará a las familias sin recursos, aunque recuperaría la cantidad aportada en caso de venta del piso.  

De nuevo, la alcaldesa de la segunda ciudad catalana ha admitido la enorme complejidad de la propuesta -implica poner de acuerdo en cada bloque a 125 familias, que tendrán que pagar el 70% del coste de la remodelación- pero ha asegurado que la ciudad “no puede perder esta oportunidad“, lentamente cocinada con las otras instituciones vinculadas al proyecto y que se espera que dé su primer fruto en dos o tres años.

Y de hecho, situó la actuación como una expresión genuina de la voluntad general del gobierno municipal: “Bellvitge es como una metáfora de lo que hemos hecho en cuarenta años de Ayuntamientos democráticos y lo que queremos seguir haciendo. No tenemos que conformarnos; sin esta actitud seguiríamos siendo un suburbio. Y Bellvitge, el suburbio del suburbio. Hemos pasado a ser la segunda ciudad catalana y queremos ir más allá”.

Un alcalde para toda el Área Metropolitana de Barcelona

Finalmente, Núria Marín ha apostado por dar un nuevo espaldarazo al área metropolitana y dotarla de poder institucional y político efectivo, que permita trabajar en los grandes retos comunes. "En un mundo en el que las áreas y las regiones metropolitanas se sitúan en el centro de la economía, la de Barcelona debe superar ser solamente un instrumento para mancomunar servicios". Por ello, la alcaldesa de L'Hospitalet ha reclamado que "la presidencia del Área Metropolitana de Barcelona sea ​​elegida directamente por la ciudadanía".

“No tiene sentido que los ayuntamientos regulemos asuntos como el patinete eléctrico por separado. O en el tema turístico. Y, por otra parte, solo podremos afrontar problemas como el de la vivienda si todas las administraciones trabajamos juntas; pero primero tenemos que ir más allá en la suma de esfuerzos en el ámbito supramunicipal”, ha concluido Marín, sabiendo que esta propuesta levantará ampollas en varios frentes.

Más noticias de L'Hospitalet de Llobregat en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Urbanismo