Ir a contenido

PATRULLAS LOCALES

La Guardia Urbana de L'Hospitalet refuerza la vigilancia en la zona de la avenida Severo Ochoa

Los agentes realizaron el año pasado 476 servicios en la zona y multaron a 5 locales por incumplimiento de horarios e irregularidades varias

El Periódico

Avenida de Severo Ochoa de LHospitalet

Avenida de Severo Ochoa de LHospitalet / Ayuntamiento L'Hospitalet

La zona de la avenida de Severo Ochoa y la calle de Luarca, en el barrio de Pubilla Cases de L’Hospitalet, han sido y son objeto de especial atención y vigilancia por parte de la Guardia Urbana de la localidad, que ha reforzado la seguridad para garantizar la convivencia y el buen uso del espacio público, a raíz de las quejas de los vecinos.

Según ha informado el consistorio, las patrullas locales realizaron el año pasado 476 servicios en la zona, relacionados sobre todo con el consumo de alcohol en la vía pública y el volumen excesivo de los equipos de música, una de las quejas más habituales de los vecinos del entorno, que aludían también a las molestias ocasionadas por algunos locales.

En este aspecto, a la Unidad de Convivencia y Civismo recibió llegaron el año pasado 159 quejas de vecinos de la zona, la mayoría relacionados con molestias por ruidos y actos incívicos en las calles, realizados sobre todo por muchos de los clientes de estos establecimientos.    

En esta línea, la policía local inspeccionó un total de 13 locales de ambas calles y levantó ocho actas tanto en bares como en tiendas. En el caso de los primeros, relacionados con la ocupación de la vía pública o exceso de vigilantes, y en los comercios, por la instalación no autorizada de cajas de alimento en la calle.

Trece locales inspeccionados

Como consecuencia de las inspecciones realizadas, se decretó el cierre durante tres meses de un bar situado en la avenida de Severo Ochoa por incumplimiento de horarios y se sancionó a dos bares de la misma calle con multas de 1.200 y 1.400 euros, mientras que otros dos mantienen abiertos expedientes sancionadores.

También en la calle de Luarca un bar tiene abierto un expediente de 6.000 euros con orden de cierre de seis meses por reiteración del incumplimiento de horarios y uso indebido de fuentes acústicas. Además, se ha exigido a todos los bares de la zona limitar los horarios a la normativa vigente de 2017.

Otra de las medidas adoptadas a petición de los vecinos ha sido la retirada del parque infantil ubicado hasta hace poco en la confluencia de la avenida de Severo Ochoa y la calle de Luarca y de las vallas que delimitaban la zona enjardinada, punto de encuentro de muchas personas por la noche que provocaba ruidos y molestias al vecindario.

Más noticias en Hospitalet en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA