Un cura polémico

La Iglesia tomará medidas por una misa en homenaje a la División Azul en L'Hospitalet

Una parroquia acogió una jornada en la que se exhibieron enseñas franquistas y los asistentes alzaron el brazo en saludos fascistas

 Parroquia de la Inmaculada Concepció, de L’Hospitalet.

 Parroquia de la Inmaculada Concepció, de L’Hospitalet. / GOOGLE MAPS

2
Se lee en minutos

El arzobispo de BarcelonaJuan José Omella, tomará medidas contra el rector de la parroquia Inmaculada Concepció de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) por oficiar una misa en honor de la División Azul en la que se exhibieron enseñas franquistas y los asistentes alzaron el brazo en saludos fascistas.

El párroco ofició una misa durante un acto organizado por la Hermandad de Combatientes de la División Azul de Barcelona el pasado 5 de noviembre para celebrar el 75º aniversario de la creación de la división de infantería número 250 de la Wehrmacht, el ejército nazi.

Fuentes eclesiásticas han asegurado a Efe que el arzobispo de Barcelona, que se encuentra en Roma participando en la Congregación de Obispos, "ni tolera, ni acepta, ni conocía" que se iba a celebrar esta misa.

En un comunicado oficial, el Arzobispado de Barcelona señala: "Tomamos nota de la misa que se celebró el día 5 de noviembre en la parroquia de la Inmaculada Concepción de L'Hospitalet de Llobregat, y así se transmitirá a su rector".

"La misión de la Iglesia, en ningún caso, ha de ser la de hacer política, sino la de acompañar a todos los fieles en su encuentro con Dios".

SE ESTUDIAN LOS HECHOS

El Arzobispado de Barcelona ha indicado que estudiarán los hechos y "se tomarán las acciones pertinentes" por un hecho que fuentes eclesiásticas han calificado de "inaudito".

Otras fuentes eclesiásticas han explicado a Efe que este sacerdote, Custodio Ballester, había sido avisado varias veces anteriormente de que no puede celebrar actos políticos y que el arzobispo Omella "tiene muy claro" que no se puede hacer política en las parroquias.

Este sacerdote ya se enfrentó con la alcaldesa socialista de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) por haber invitado a desfilar a los legionarios durante la procesión de Semana Santa.

Según ha informado el semanario 'La Directa', en la misa en la parroquia de la Inmaculada Concepción del 5 de noviembre participaron cerca de un centenar de personas y, durante la celebración, el altar estuvo custodiado con disciplina militar por cuatro miembros de la Hermandad de excombatientes que sostenían insignias fascistas.

Noticias relacionadas

Tras la misa en la parroquia, la sala de actos de la planta superior del edificio parroquial acogió las actividades de conmemoración de la División Azul, con una mesa engalanada con una bandera española predemocrática y un escudo con las flechas y la cruz de hierro.

El recinto eclesiástico de L'Hospitalet también acogió una comida de la Hermandad y varias conferencias.