El problema de la vivienda

La entrega de pisos sociales vacíos enfrenta a Adigsa y L'Hospitalet

La localidad encabeza la relación de municipios metropolitanos con inmuebles protegidos vacíos

La Generalitat asegura que no puede adjudicar casas sin informes sociales del ayuntamiento

Una vecina del barrio del Gornal amenazada de desahucio, el viernes pasado.

Una vecina del barrio del Gornal amenazada de desahucio, el viernes pasado. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
DAVID PLACER / L'Hospitalet de Llobregat

El conflicto social de los pisos protegidos vacíos en L'Hospitalet ha terminado por enfrentar a Adigsa, la empresa pública de la Generalitat propietaria de las viviendas, y el ayuntamiento de esa localidad. L'Hospitalet lidera la lista de municipios con más pisos de protección vacíos en el área metropolitana, superando incluso a Barcelona, que tiene un parque de viviendas protegidas cuatro veces mayor que el de su municipio vecino.

De sus 525 viviendas protegidas, L'Hospitalet contaba 52 pisos vacíos y 11 ocupados ilegalmente a finales de mayo pasado. Barcelona, con 2.009 pisos de este tipo, disponía de 46 vacíos y 27 ocupados por familias que han derribado la puerta a patadas, según cifras oficiales de Adigsa.

La empresa de la Generalitat señala al ayuntamiento y asegura que sin sus informes de los servicios sociales no pueden adjudicar las viviendas de emergencia social que permanecen vacías. Pero el ayuntamiento, que niega la confrontación entre administraciones, asegura que la responsabilidad de las adjudicaciones es exclusiva de la Generalitat, que tiene esta competencia.

DRAMA FAMILIAR / La familia del hombre que se suicidó el jueves pasado en un parque del barrio del Gornal, tras la notificación de un juicio por desahucio, había pedido en varias oportunidades la concesión de uno de los pisos sociales en el Gornal que están reservados para emergencias. La pareja, enferma, en paro y con una hija de 15 años, no pudo obtener un informe de los servicios sociales del ayuntamiento para acceder a un piso protegido, según denunciaron sus familiares. «Fuimos varias veces pero la asistencia social nos decía que no nos podía hacer el informe», asegura Eva, la viuda.

Noticias relacionadas

Los responsables de Adigsa confirmaron que los servicios sociales no elaboraron el informe necesario para tramitar un piso de emergencia. El ayuntamiento se negó a dar detalles del caso al asegurar que no hará públicos datos de la familia por respeto a su intimidad. También ha rehusado facilitar las cifras de las familias que han solicitado un informe de los servicios sociales para poder obtener, en régimen de alquiler especial, viviendas de Adigsa.

MÁS CASOS / El suicidio del hombre de 47 años la semana pasada encendió las alarmas en el barrio del Gornal con varios vecinos en juicio de desahucio. El presidente de la asociación de vecinos de Carmen Amaya, Juan Álvarez, asegura que varias familias del barrio en situación de paro y sin ingresos tampoco han recibido los informes sociales que la Generalitat exige para la asignación de los pisos de protección oficial. «He ido con varias familias necesitadas y Adigsa siempre nos dice lo mismo: si el ayuntamiento no entrega los informes no podemos conceder ningún piso», afirma. La asociación de vecinos calcula que solo en el Gornal hay unos 70 pisos vacíos. A mediados de año, según cifras de Adigsa, el 20% de las viviendas protegidas en L'Hospitalet estaban deshabitadas o pendientes de adjudicación.