08 jul 2020

Ir a contenido

Derbi caliente, derbi frío

Luis Lastra 0 Comentarios

Los eternos rivales reanudan una confrontación histórica en medio del vacío de las gradas con más cadenas de televisión que nunca pendientes y con el miedo a las refriegas en el exterior del estadio

La Primera División regresa a la vida con un Sevilla-Betis que se debió haber jugado el 15 de marzo delante de 45.000 espectadores y lo hará tres meses más tarde delante de cero aficionados. El derbi más caliente de España se enfrenta al ambiente más frío de su historia, pero no a la falta de incentivos. Los eternos rivales no sólo combatirán entre sí. También lucharán contra las secuelas anímicas y físicas del parón provocado por un virus mortal, contra el silencio de un gran estadio… y contra la prohibición de abrazarse en caso de gol o triunfo.