30 sep 2020

Ir a contenido

Verano de librerías

Serie de artículos de la contra sobre librerías de Barcelona y su área metropolitana abiertas por vacaciones de Olga Merino

Cautelosa pero firme, la vida sigue su curso a pesar de la tempestad. Franquea la puerta una chica con las ideas muy claras, pide 'Les cuques', de Julià Guillamon, paga y se marcha a sus asuntos. Al rato, entra otra clienta con gafas de sol tan opacas que, mientras curiosea por los estantes, la superficie de las lentes refleja y multiplica las ringleras de volúmenes; dice la señora que la novela de fulanita no le ha gustado nada, pero nada de nada, así que, antes de escoger nueva lectura, pide esta vez consejo a la librera, que para eso está. Para orientar, satisfacer el paladar e intuir estados de ánimo. Los buenos libreros son chamanes del espíritu, como los que han ido desfilando por esta serie veraniega que hoy pone punto final en la librería Tòmiris (Padilla, 242), junto al mercado de la Sagrada Família.