26 oct 2020

Ir a contenido

Es uno de los grandes aciertos de ‘Patria’, un reparto íntegramente vasco. Así lo quiso el creador de la serie, Aitor Gabilondo, que los personajes tuviera integrado en su ADN la esencia de la tierra, la modulación a la hora de hablar, algo que no ocurría en otra de las ficciones recientes sobre el conflicto vasco, ‘La línea invisible’, de Mariano Barroso. Puede que sus rostros no sean demasiado populares, pero tienen extensas trayectorias que prueban su valía.