30 sep 2020

Ir a contenido

El ‘president’ Quim Torra advierte desde hace semanas a sus interlocutores que los próximos meses en Catalunya serán de extrema dureza por la crisis económica y social derivada de la pandemia. Torra dice estar centrado sólo en combatir el coronavirus, pero lo cierto es que en sus manos está cumplir o no con su promesa de enero -convocar elecciones- antes de que no sea probablemente el Tribunal Supremo el que tome la decisión por él confirmando -probablemente- la sentencia por desobediencia del TSJC que lo despojará de su cargo y pondrá en marcha el reloj electoral.