30 sep 2020

Ir a contenido

Si no hay cambios de última hora en la agenda gubernamental será el próximo martes, 15 de septiembre, la fecha en que el Consejo de Ministros apruebe el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática. Una vez que resulte aprobada tras el pertinente trámite parlamentario conllevará, entre otras muchas cosas de enjundia, el otorgar «carácter radicalmente nulo» a todas las condenas y sanciones producidas «por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa» durante la Guerra Civil o la dictadura, lo que incluye al 'president' de la Generalitat Lluís Companys, de cuyo fusilamiento se cumplen 80 años el próximo 15 de octubre.