10 ago 2020

Ir a contenido

La evolución de la pandemia en Barcelona va tan solo unos días por detrás de la de L'Hospitalet de Llobregat. Mirar hacia lo que está pasando en este municipio vecino señala, en buena medida, lo que acabará ocurriendo también en la capital de catalana. El Govern ha pedido este viernes a los ciudadanos de Barcelona, de 12 municipios de su área metropolitana (Viladecans, El Prat, Sant Joan Despí, Sant Boi, Cornellà, Esplugues, L'Hospitalet, Sant Just Desvern, Montcada i Reixac, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià del Besòs y Badalona) y de la comarca La Noguera (Lleida) que solo salgan de casa por motivos imprescindibles, como ir a trabajar o comprar alimentos. Que no se desplacen este fin de semana, ni vayan a segundas residencias. Es una recomendación, no una prohibición (los Mossos d'Esquadra no multarán a quienes se muevan), pero, como ha advertido la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, es también el paso previo de "medidas más drásticas". Aviso a navegantes: un confinamiento como el vivido hace meses (ya sea total o perimetral) no está, ni mucho menos, descartado. Y es un escenario plausible en las próximas semanas.