10 ago 2020

Ir a contenido

La detección de contagios entre los jugadores del Fuenlabrada, que iban a disputar un partido con el Deportivo, ha puesto en jaque al sector turístico de la ciudad, que confiaba en que el menor impacto de la pandemia en A Coruña sirviera para reconducir una temporada que se aventuraba compleja. Desde que saltó a la palestra la noticia de los afectados -un total de ocho según el gerente del área sanitaria Luis Verde, confinados en el hotel Finisterre- los teléfonos de los establecimientos hoteleros no han dejado de sonar con la petición de cancelaciones. El presidente de la Asociación empresarial de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), Richard Huerta, confirma que los negocios han sufrido "un repunte" en las anulaciones, que en la mañana de ayer daba por "estabilizadas", aunque con cierta inquietud porque se lograra "atajar de raíz" el contratiempo.