Ir a contenido

EDUCACIÓN

Patrocina:

Erasmus, un horizonte de talento y nuevas oportunidades

Con más de 30 años, el programa se ha convertido en una de las medidas que más impacto ha tenido a la hora de generar un sentimiento de ciudadanía europea

Lluís Muñoz

Estudiantes de Erasmus.

Estudiantes de Erasmus.

La globalización ha tenido como principal virtud acercarnos en nuestras diferencias. De hecho, en la Unión Europea, una de las medidas que más impacto ha tenido a la hora de generar un sentimiento de ciudadanía europea ha sido el programa Erasmus. Jóvenes de todos los estados miembro han podido estudiar y vivir becados en distintos países. Una experiencia que les ha aportado el aprendizaje de nuevos idiomas, el conocimiento de otras culturas, el estudio en universidades punteras y, para muchos, el mejor año de su vida.

¿Qué es Erasmus?

Erasmus es “el programa único que trata de impulsar las perspectivas laborales y el desarrollo personal, además de ayudar a nuestros sistemas de educación, formación y juventud a proporcionar una enseñanza y un aprendizaje que doten a las personas de las capacidades necesarias para el mercado laboral y la sociedad actual y futura”.

En 2017 se cumplían 30 años del programa Erasmus: un éxito a día de hoy que necesitó superar un duro camino hasta hacerse realidad. Finalmente, tras superar muchas barreras, el 15 de junio de 1987 se lograba un acuerdo entre los Estados de la Unión Europea para el nacimiento de Erasmus. Entre todos aquellos que lo hicieron posible, cabe destacar el esfuerzo de tres personajes clave:

Sofia Corradi: Impulsora de la movilidad educativa tras ver como la Universidad de Roma no le reconocía en el año 1959 sus estudios en la Columbia University de Estados Unidos. A lo largo de su carrera publicó numerosos estudios sobre los beneficios que tiene la movilidad para los estudiantes y presionó hasta conseguir que su lucha llegase al centro del debate europeo.

Manuel Marín: era Comisario de Educación cuando se aprobó el programa Erasmus. Siempre apostó por este proyecto y cuando los ministros de Educación tumbaron la propuesta en 1986, prometió "dar guerra" hasta conseguir que Erasmus fuese realidad.

Frank Biancheri: Fue el fundador de la primera red de estudiantes europeos. Un día antes de que François Mitterrand hiciese público su apoyo a la creación del programa Erasmus, Biancheri, en una reunión privada, convenció al Presidente de la República de Francia de la necesidad de que la Unión Europea impulsase la movilidad internacional.

Datos clave

→ En 2020 habrán participado cinco millones de estudiantes en el programa Erasmus, de los cuáles más de un millón habrán sido españoles.

→ España es el país que más estudiantes ha aportado y recibido de toda la Unión Europea.

→ Según un estudio sobre el impacto de Erasmus en los estudiantes, estos tienen la mitad de probabilidades de sufrir desempleo de larga duración y, cinco años después de su graduación, su tasa de desempleo es un 23% inferior que el resto.

→ El 40% de estudiantes que ha realizado Erasmus se muda a otro país una vez acabada la carrera.

→ La Comisión Europea calcula que uno de cada tres estudiantes encontró pareja en el programa de intercambio.

El apoyo de Banco Santander

Banco Santander, en su compromiso con la creación de una Europa cohesionada, y en su apuesta por el talento joven, la igualdad de oportunidades y el progreso de las personas, ha lanzado este año el programa Becas Santander Erasmus que complementa y respalda el programa Erasmus+:

-152 becas de 3.200 euros

-2.000 becas de 500 euros

-3.000 ayudas de 150 euros

En total, la entidad presidida por Ana Botín invertirá cerca de dos millones de euros en este programa. Cabe destacar que en el pasado año 2017, Banco Santander concedió más de 40.000  becas y ayudas a universitarios de todo el mundo; a través de los más de 1.200 acuerdos de colaboración que mantiene con universidades e instituciones académicas de 21 países. 

Abuelo Erasmus

Hay numerosos casos que demuestran que el programa Erasmus no es exclusivamente para los estudiantes más jóvenes. Este mismo año, durante el primer semestre, un estudiante español muy especial visitó Italia. Estudia Historia en Valencia y estuvo durante seis meses en Verona disfrutando del programa Erasmus. Su nombre es Miguel Castillo, tiene 81 años, está retirado como notario y es padre y abuelo. Un rara avis que se ha convertido en un ejemplo a seguir para toda la sociedad.

-¿Por qué volver a estudiar con 70 años? Después de jubilarse, Miguel Castillo empezó a llevar una vida sedentaria, de la que no se dio cuenta hasta sufrir un infarto. Fue en ese momento cuando decidió que no iba a esperar a que le llegara la muerte y que todavía le quedaba mucho por vivir. Una de sus primeras decisiones fue volver a la universidad 60 años después de la primera vez.

-¿Por qué un Erasmus con 81 años? Miguel Castillo nunca se lo había planteado, sin embargo, en una clase un profesor le sugirió que se fuera de Erasmus debido a la inquietud que mostraba en clase. Pensó que sería una bonita aventura y como se defendía con el italiano, decidió animarse y establecerse durante seis meses junto a su mujer en Verona y cumplir el deseo de disfrutar una de las experiencias de su vida a sus 81 años. Nunca es tarde.

Ejemplo de superación

Javier García Pajares es un joven extremeño que en 2016 hizo un Erasmus en la Regent’s University de Londres a sus 25 años. Graduado en Derecho y Administración de Empresas, puede parecer un estudiante más, pero fue el primer estudiante Erasmus sordociego. Una enfermedad que le fue diagnosticada a los 10 años y que le llevó a dejar los estudios en 4º ESO. Después de dos años de aislamiento, su padre le apuntó a la Fundación ONCE, desde donde le ayudaron a retomar sus estudios y perseguir sus sueños. 

Fue este pasado verano cuando el nombre de Javier García Pajares volvía a sonar con fuerza en los medios de comunicación. Acabada la Universidad, su espíritu de superación le llevó a crear un proyecto personal llamado 'Quiero tocar el cielo', con el que ha conseguido su objetivo de hacer cumbre en 7 picos de más de 4.000 metros de altura en los Alpes.

Temas: Becas Erasmus