Un hito 'underground'

La discográfica independiente Bcore, con sede y tienda en la Vila de Gràcia, cumple un cuarto de siglo Montmany, 25 acoge presentaciones de discos, exposiciones y conciertos acústicos

Más que una tienda de discos 8 Llansamà tiene su despacho en la trastienda de Montmany, 25.

Más que una tienda de discos 8 Llansamà tiene su despacho en la trastienda de Montmany, 25. / MARC SÁNCHEZ

2
Se lee en minutos
LUIS BENAVIDES / BARCELONA

En los bajos del número 25 de la calle de Montmany, en el corazón de Gràcia, están de celebración. Bcore, una discográfica independiente, celebra su 25 aniversario. Sus últimas ediciones, así como las cajas para los envíos por correos, lucen con orgullo esta cifra redonda de  dos dígitos. No es para menos: para un sello volcado en los sonidos punk y hardcore, minoritarios por definición, alcanzar el cuarto de siglo es un hito sin precedentes por estos lares.

Jordi Llansamà es el ideólogo y fundador de Bcore. El sello nació en la antigua peluquería de su madre, en un entresuelo de Les Corts."Movimos nuestra oficina a Montmany hace cinco años, con la idea de incorporar además una tienda de discos a pie de calle, como escaparate de nuestras bandas y de sellos afines. Además, ya vivía en Gràcia desde hacía tiempo, estaba a punto de nacer mi hija y quería tener el trabajo cerca", recuerda Llansamà, un enamorado de la Vila de Gràcia. "Aquí lo tengo todo: mi casa, el trabajo, el colegio de mi hija, amigos, tiendas de toda la vida y el bar Heliogàbal", enumera.

Punto de encuentro

Montmany, 25 se ha convertido en un auténtico punto de encuentro. "En la tienda se organizan eventos, pinchadas de disc jockeys y exposiciones desde hace un año de manera regular", cuenta Èric Fuentes, un músico vinculado al sello desde el 2000, cuando Bcore inició su época de esplendor. "Comencé a trabajar con Jordi el mismo día que nos fichó (The Unfinished Sympathy). El sello necesitaba alguien para la promo de otras bandas como Zeidun, Oswego y Standstill", recuerda Fuentes.

Noticias relacionadas

La historia de Bcore se remonta al 1990, y el detonante fue un concierto de los catalanes Corn Flakes. "Después de verlos en directo tuve claro que sacaría su primer disco. Por aquel entonces, las bandas no lo tenían tan fácil para autoeditarse como ahora. Entonces yo tenía 19 años y trabajaba como diseñador gráfico. Tuve que investigar mucho y tirar de listín telefónico. Eran otros tiempos", recuerda el fundador.

Desde la publicación del debut de Corn Flakes, No Problem, Bcore  no ha dejado de editar discos -van por el 279- y organizar conciertos. Entre manos, probablemente los más especiales hasta la fecha. Los días 24, 25, 26 y 27 de junio, en diferentes salas de la ciudad tocarán una docena de bandas vinculadas en algún momento con el sello, incluso las extintas, como The Unfinished Sympathy. "Queremos que sea especial. Nueva Vulcano, por ejemplo, harán versiones y Standstill solo tocarán temas de su primera época, cuando estaban en Bcore", subraya.