"La luz hace que Gràcia sea preciosa y muy fotogénica"

Los personajes de Oriol Junqueras y Miquel Iceta del programa de humor Polònia (TV 3) cobran vida gracias a Ivan Labanda. Este vecino de Gràcia, hermano del ilustrador de moda y publicidad Jordi Labanda, triunfa en el Poliorama con el musical del exitoso satírico de televisión.

Verdi, 15 Donde el sastre recibía a sus clientesLA ANTIGUA CASA, TALLER Y RECEPCIÓN DE UN SASTRE DE GRÀCIA HOY ES LA TIENDA EL PIANO. «TIENEN ROPA MUY CHULA, ME GUSTA EL ESTILO», AFIRMA

Verdi, 15 Donde el sastre recibía a sus clientesLA ANTIGUA CASA, TALLER Y RECEPCIÓN DE UN SASTRE DE GRÀCIA HOY ES LA TIENDA EL PIANO. «TIENEN ROPA MUY CHULA, ME GUSTA EL ESTILO», AFIRMA / MÒNICA TUDELA

4
Se lee en minutos
CARME ESCALES / BARCELONA

Era el segundo piso que miraba. "Cuando entré en aquel loft de la calle de Reig i Bonet, sentí algo que no me había pasado nunca: sentí que estaba en mi casa", relata Ivan Labanda (Barcelona, 1980). De eso hace ahora cuatro años. Fue cuando el actor y doblador de cine y publicidad decidió que había gastado su tiempo de compartir piso con amigos.

Desde que siete años antes había abandonado su Sant Andreu de infancia, y la casa de sus padres, Labanda había vivido en Sants-Montjuïc,"muy cerca de El Molino", precisa, y en la Dreta de l'Eixample, en otro piso en el que vivía con amigos, en la confluencia de la calle de València con Girona. "Cuando cumplí los 30 años, ya sentí la necesidad de empezar a vivir solo", rememora quien ha puesto su voz a la imagen depersonajes como Spiderman, Thor y Tintin, y a Diego Luna en los diálogos y canciones de El libro de la vida, que se estrenó el pasado viernes "Sentarte en el cine y escuchar tu voz en otro cuerpo es  guay", expresa Labanda.

Gràcia o el Born

En su búsqueda de piso, el actor apuntaba a dos barrios muy concretos: Gràcia y el Born. Eran sus barrios amigables porque en ellos, sobre todo, salía de noche y compartía sus mejores ratos con sus amigos. "Tiraba bastante hacia el tópico de Gràcia por su aspecto y ambiente de pueblo dentro de una ciudad como Barcelona, su accesibilidad desde todas partes y su tranquilidad", reconoce Labanda. "Sant Andreu también era muy tranquilo, y muy cultural, muy bonito de vista, de día porque de noche no hay nada". Así justifica el ahora vecino de Gràcia sus ganas de salir de su barrio de infancia, quería dejar aquel agradable lugar, pero gran reserva de día.

En Gràcia, Labanda topó con un espacio íntimo que se le hizo familiar, al instante, en una zona que, según explica, no es víctima de los días más deseados o temidos -a cada cual su elección- de la fiesta mayor de Gràcia. "El lugar donde se hacen conciertos más cerca de mi casa durante las fiestas es la plaza de Rovira i Trias y, por aquellas cosas de la orientación, el sonido se va hacia otro lado. En mi casa no repercute", afirma el intérprete de los personajes parodiados de los políticos Oriol Junqueras y Miquel Iceta, entre muchos otros -hasta medio centenar ha llegado a hacer en tan solo un año y medio-, en el programa satírico de TV3 Polònia.

 

Perderse por las calles de Gràcia es una de las actividades de Labanda en su barrio. "Soy de los que tengo que usar el GPS para encontrar según qué calle o plaza", reconoce el actor y doblador. "Pero dejándote perder, descubres muchas cosas, como esos pequeños talleres que a mí me gustan", cuenta el vecino.

Ivan Labanda se siente atraído por todo lo que viste de pueblo a Gràcia pero se siente profundamente urbanita. "No podría soportar vivir fuera de Barcelona. Pero, precisamente, Gràcia tiene, a mi entender, ese equilibrio entre sentirte en la ciudad plenamente, porque el centro de Barcelona está aquí mismo, pero, al mismo tiempo, estás en un entorno lleno de detalles como los que podrías encontrar en un pueblo", expresa el miembro del reparto teatral de Polònia, el Musical, que ha llegado a las 100 funciones en el Poliorama.

Descubrir el propio barrio

Además de dejarse perder por sus callejuelas, Labanda tiene otras maneras de ir descubriendo pedacitos de su barrio. Una de ellas es de la mano del Time Out. "Lo cojo y miro a ver qué recomiendan de Gràcia y, si no lo conozco, voy a ver", explica.

Otras veces son sus propios amigos quienes, vivan o no en Gràcia, conocen lugares que él desconoce. Un ejemplo: "Quedé un día en el barrio con Núria Furió, una de las guionistas de La Riera (TV3), y me citó en la Bodega Manolo", dice el actor. "Me encantó, y desde entonces suelo ir allí a menudo a comer", cuenta el vecino.

Noticias relacionadas

"En Gràcia, cada vez están abriendo más pequeños restaurantes. Me gusta porque el trato suele ser muy próximo, acaban siendo como extensiones de mi casa", señala el vecino que también sabe ser crítico con su barrio. "Agradecería que algunas calles, menos transitadas, no fueran tan olvidadas por la gente de la limpieza", dice.

Labanda se declara un gran aficionado a Instagram. "Te hace descubrir detalles que tal vez no verías. La luz de Gràcia, por ejemplo, es preciosa y hace al barrio muy fotogénico. Yo suelo subir al terrado a mirar y fotografiar puestas de sol. Me encanta ver la luz colándose entre los edificios", dice Labanda, que empezó a descubrir su barrio mucho antes de vivir en él. "En L'entresòl (Planeta, 39) he pasado algunos de los momentos más divertidos con mis amigos, tomando los buenísimos gintonics que hacen. Tienen una carta inmensa", cuenta el actor.