Eurocopa

La reacción de indignación del seleccionador de Turquía con un funcionario de seguridad

Montella muestra su acreditacióna pocos centímetros de la cara del guardia de seguridad.

Montella muestra su acreditacióna pocos centímetros de la cara del guardia de seguridad. / X

Lola Gutiérrez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

En el fútbol hay astros que lo son a nivel deportivo, aunque también existen aquellos que se hacen famosos por méritos extra deportivos. Y los hay que a su innegable calidad competitiva se le suma un carácter que es ejemplo de educación y respeto.

El fútbol es un deporte que genuinamente implica unos valores, aunque no siempre se cumplen al 100%. Un buen ejemplo se ha podido apreciar durante la Eurocopa que se juega en Alemania, en un feo gesto del seleccionador de Turquía, el italiano Vincenzo Montella, que se mostró indignado cuando un guardia de seguridad le pidió pidió la acreditación -que es obligatoria para todo el mundo en este tipo de eventos multitudinarios- para poder pasar a un espacio reservado.

Al seleccionador turco no le hizo mucha gracia la negativa del trabajador tras indicarle que bajaba del autocar de su equipo y, por lo tanto, para él ese ya era suficiente argumento para poder acceder al recinto. Fue entonces cuando Montella sacó su acreditación y la acercó a pocos centímetros de la cara del guardia de seguridad que en todo momento mantuvo la compostura en una situación bastante tensa.

Una forma de comportarse que es diametralemente opuesta a la de una leyenda deportiva como el tenista suizo Roger Federer, que hace unos años en una situación similar respetó totalmente la decisión del funcionario y se esperó a un lado hasta que le trajeron su acreditación para poder pasar.