Mantiene el mutismo

Eva González deja en el aire si quiere agilizar su proceso de divorcio de Cayetano

1
Se lee en minutos

Semanas después de confirmarse su ruptura, la separación de Eva González y Cayetano Rivera es un hecho que parece no tener vuelta atrás. Y es que tal y como ha publicado la revista Lecturas, la presentadora de 'La Voz' se ha reunido con la conocida abogada sevillana Macarena Rus - especializada en derecho de familia - para iniciar los trámites para formalizar su divorcio del torero.

Fue a finales de octubre cuanto la revista ¡Hola! revelaba que la pareja llevaba viviendo separada desde hace varios meses, reflexionando sobre su futuro en común después de 13 años de amor y casi 7 de matrimonio. Un 'impass' que daba paso a una ruptura definitiva sobre la que sus protagonistas no se han pronunciado todavía, guardando silencio acerca de los motivos que les han llevado a emprender caminos separados.

Mientras Cayetano permanece alejado del foco mediático en su finca de Ronda - donde se instaló a raíz de su crisis matrimonial - Eva está volcada en su pequeño Cayetano, de cuatro años, y tan solo se separa de su hijo para cumplir con sus compromisos profesionales. Ha sido precisamente a su llegada a Madrid para comenzar con los emocionantes directos de 'La Voz' cuando hemos podido preguntar a la modelo por la noticia de que quiere agilizar su divorcio del torero.

Noticias relacionadas

Muy seria, visiblemente incómoda y sin quitarse la mascarilla sanitaria, la sevillana se ha limitado a asegurar que se encuentra bien, evitando confirmar ni desmentir si se ha reunido con una abogada matrimonialista para dar un impulso a su proceso de separación de Cayetano.

Una abogada que, además, está especializada en conseguir nulidades ante el Tribunal Eclesiástico, lo que ha desatado las especulaciones acerca de si Eva querría acudir a La Rota para anular su matrimonio con el padre de su hijo. Algo que la presentadora tampoco ha querido comentar, dejando claro que no piensa hablar de su separación públicamente.