Habrá juicio

El anciano jugador 1 de 'El juego del calamar', acusado de un delito de abuso sexual

Una mujer asegura que el actor O Yeong-su la tocó de manera inapropiada a mediados de 2017

El actor Oh Young Soo, en una escena de la serie ’El juego del calamar’, donde interpreta al jugador número 1.

El actor Oh Young Soo, en una escena de la serie ’El juego del calamar’, donde interpreta al jugador número 1.

1
Se lee en minutos
Alexandra Costa

Quizás no te suene por el nombre, pero si por su cara. El actor surcoreano O Yeong-su interpretó al jugador 1, Oh Il-nam, en ‘El juego del calamar’ de Netflix, ese anciano que nos enterneció a muchos hasta que al final la serie hizo un giro de guion un tanto inesperado. De eso ya ha pasado más de un año y poco se sabe de la segunda temporada del que es uno de los mayores éxitos de la plataforma de 'streaming'. Sin embargo, ahora el intérprete de 78 años ha saltado a los titulares por otra razón: la Fiscalía de Corea del Sur lo ha acusado de un delito de abuso sexual.

Yeong-su (también escrito Oh Young Soo) se convirtió en enero en el primer surcoreano en ganar un Globo de Oro al mejor actor de reparto en una serie por su interpretación de un anciano aparentemente vulnerable en el 'thriller' distópico de Netflix. La fama le llegó sin tener representante y su hija fue quién le ayudó a gestionar la gran cantidad de llamadas y menajes que recibió tras el éxito de la serie.

La policía cerró el caso, pero la Fiscalía investigó

Noticias relacionadas

Ahora también recibe llamadas, pero por otra cuestión: una mujer lo acusa de preferirle tocamientos indebidos. Los hechos se remontan a mediados de 2017 y la víctima los denunció en diciembre del año pasado. Sin embargo, la policía cerró el caso en abril y no presentó ningún cargo contra el actor. En cambio, la Fiscalía del distrito de Suwon, al sur de Seúl, opina diferente y reabrió el asunto. Este jueves lo acusó formalmente por conducta sexual inapropiada, pero no ordenó su detención.

El intérprete niega las acusaciones

"Solo tomé su mano para guiarme mientras caminábamos por la orilla de un lago. Me disculpé porque ella dijo que no haría un escándalo por eso, pero eso no significa que yo admita los cargos", ha asegurado Yeong-su a la televisión JTBC. En cambio, el fiscal reitera que hay pruebas suficientes para ser juzgado.