080 BARCELONA FASHION

Gala González, diseñadora de Amlul: "Hace más de un año que no piso un Zara ni ninguna tienda física"

La 'primera bloguera de moda de España', además de modelo, 'it girl' y DJ, se estrena por primera vez en un desfile en la pasarela catalana

Gala González, diseñadora de Amlul: "Hace más de un año que no piso un Zara ni ninguna tienda física"

080 BARCELONA FASHION

3
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Gala González (A Coruña, 1986) tiene el honor de estar considerada como la 'primera bloguera de moda en España'. La modelo, 'socialité', 'it-girl' y DJ es también sobrina del diseñador Adolfo Domínguez, pero hace tiempo que vuela sola. Y muy alto.

Mientras estudiaba diseño en Londres, decidió sumarse a la moda, entonces, del Fotolog (aquello que existió antes de Instagram). Triunfó tanto con aquel juguete que se animó a abrir su propio blog: amlul.com, el germen de su marca y, hoy por hoy, las coordenadas de su tienda 'online', pues salvo un 'show room' en Madrid, sus prendas atemporales y 'Made in Spain', como le gusta reivindicar, todas las vende por internet.

"Las marcas clásicas buscan posicionarse en internet, y yo, justo al contrario, en lo físico", aseguraba en el 'backstage' pocas horas antes de su primer desfile la joven diseñadora, que iba vestida con una sencilla camiseta blanca, vaqueros y deportivas. Su debut en una pasarela se ha hecho realidad en la 30ª edición de la 080 Barcelona Fashion. "Me siento muy privilegiada de estar aquí, es todo un honor y una responsabilidad", ha suspirado.

'Top Influencer'

Lo dice alguien que a su corta edad acumula muchos títulos; uno de los últimos el que 'Forbes' la tenga en su lista de 'Best Influencers 2022' (tiene un séquito de 1,5 millones de seguidores en su cuenta personal de Instagram y otros cien mil más en la de su marca).

Antes ya había recibido distinciones y premios a la mejor comunicación en 2012 y 2018 por parte las revistas 'Cosmopolitan' y 'Woman Madame Figaro', y en 2016 apareció por primera vez en la reconocida lista de 'Fashionista', convirtiéndose en la primera española en aparecer en el Top10.

Todo eso la llevó a diseñar colecciones cápsula para grandes del sector como Mango, Adolfo Dominguez, Tous, Superga y Pompeii, entre otros, mientras lo compaginaba con su carrera en el mundo digital como prescriptora de moda. Hasta que en 2019 dio un paso más allá y lanzó su propia marca.

Mi obsesión es encontrar una silueta que siente bien a todas las mujeres"

Para su prueba de fuego en Barcelona se ha traído una veintena de 'looks' en todos los colores del arcoiris. "Son las siluetas más representativas de nuestra marca", observa. Esto es vestidos, kimonos, tops y pantalones... 'Sunrise to sunset' se llama el conjunto de estos nuevos 'best-sellers' atemporales, que se pueden llevar desde que comienza el día y hasta que cae la noche.

"Mi obsesión es encontrar una silueta que siente bien a todas las mujeres, y con la que mejor trabajo es con la del uniforme", detalla la modelo, que a pesar del "poco tiempo libre" que le deja su nueva faceta, admite que seguirá dando el callo en Instagram, "aunque sea opinando de otros temas que no tengan que ver con la moda, porque me gusta el 'feed back' con mi comunidad".

Ya no quedan costureras, la mayoría de los vestidos que llevamos los han cosido hombres"

100% producción local

Producción sostenible, hecha 100% en España, y cosida a mano casi toda por hombres. Sí, porque Gala se queja de que "ya no quedan costureras, la mayoría de los vestidos que llevamos los han cosido hombres, muchos de Marruecos".

"A pesar del trabajo que hay detrás, nosotros vendemos muy ajustado, el vestido más caro sobrepasa por poco los 300 euros", observa. Un precio competitivo que le quitan de las manos, sobre todo un público de EEUU, Francia y español (por este orden).

Noticias relacionadas

Sostiene que el mercado ha cambiado mucho desde que empezó, y sobre todo en los últimos años. "Casi todo se mueve por internet, y yo misma hace más de un año que no piso un Zara ni ninguna tienda física. ¡Si hace poco me enteré de que cobraban unos céntimos por la bolsa!", asegura Gala, que aún así, no descarta participar en más desfiles presenciales después de este primero en Barcelona.

De momento, la famosa bloguera tiene su próxima cita física en París, donde en diciembre abrirá una 'pop up'.