35 años de un éxito masivo

'Hit' generacional: Rick Astley vuelve a grabar el videoclip de la mítica 'Never gonna give you up'

'Hit' generacional: Rick Astley vuelve a grabar el videoclip de la mítica 'Never gonna give you up'
2
Se lee en minutos
El Periódico

Es para una campaña publicitaria de seguros, pero aun así, sirve para reivindicar la figura de uno de los cantantes más icónicos de finales de los 80'.

Una revisión de su clásico más imperecedero, el archifamoso 'Never gonna give you up', ha permitido a Rick Astley confrontar su 'yo' pos adolescente y exultante de 1987 con el de hombre maduro y agradecido de 2022, en lo que viene a ser entre una revisión o 'remake' y un homenaje a una de los temas que han traspasado generaciones más allá de sus valores musicales que, sin ninguna duda, los tiene.

En un videoclip en el que el propio Astley demuestra una gran capacidad de reírse de sí mismo y, a la vez, supone un acto de agradecimiento a una canción de la que el cantante británico siempre se ha sentido orgulloso.

Más allá del meme y del 'One Hit Wonder'

Incluida en su álbum de debut 'Whenever You Need Somebody', la por aquél entonces brutalmente radiada 'Never gonna give you up' representó la cima a nivel de ventas de Astley, solo replicado meses después por otro sencillo de su debut discográfico, la también recitable 'Together Forever'. Con ambas consiguió un hito que pocos artistas británicos han logrado y muchos aún sueñan: ser número 1 en las listas estadounidenses y, también, en medio mundo.

Para los compositores de aquella canción, el trío formado por Stock, Aitken y Watermany, claves en la facturación de un buen montón de números 1 de pop bailable, también resultó su éxito más destacado, y eso que cuentan en su longeva carrera la escritura de varias de las mejores canciones de dance y pop ochentero desinhibido como 'You Spin Me Round' para Dead or Alive, el 'Venus' de Bananarama o el primer fogonazo en las listas de Kylie Minogue con 'I Should Be Lucky'.

Años después de la fiebre, pareció que a nivel mediático y, por lo tanto y por desgracia por lo que supone, a nivel musical, ya había dicho todo lo que tenía que decir y vivía en el ostracismo artístico, hasta que en 2008 el fenómeno 'rickroll' trajo de vuelta su gran éxito, esta vez en formato de meme.

Y aunque si bien es cierto que para los 'millenials' el nombre de Rick Astley se asocia a esa broma digital y la generación Z directamente desconoce la figura de este artista pop, el solista inglés ha mantenido a lo largo de los años una carrera musical coherente que incluso le ha llevado a alcanzar el número 1 en las listas británicas en 2016 con su álbum '50'.

Noticias relacionadas

En una estupenda entrevista en el medio cultural 'Jenesaispop', el mismo Astley, lejos de renegar, agradecía todo lo que supuso para él ese tema y lo que ha supuesto en su carrera musical.

Y no es para menos, poder poner voz a una de las canciones más recordadas por varias generaciones es para estar totalmente orgulloso.