MÁS PERIÓDICO

Elsa Pataky vende estilo de vida en las antípodas y le hace la competencia a su marido

Elsa Pataky vende estilo de vida en las antípodas y le hace la competencia a su marido

Instagram

  • La española se adelanta al estreno Chris Hemsworth, 'Thor: Love and Thunder', protagonizando una película de Netflix en la que 'salva' a la humanidad

4
Se lee en minutos
Núria Navarro
Núria Navarro

Periodista

ver +

No pasa una semana sin que no sepamos lo maravillosa que es la vida en las antípodas de Elsa Pataky, inventora del posado Pataky para alfombras rojas y señora de Chris Hemsworth (el idolatrado Thor). Una cancha que los hermeneutas del orbe rosa no se explican. "Ni idea", confiesa una popesa del ramo. "Es guapa y tiene una familia ideal", aventura el director de una célebre revista del corazón. Aunque todos coinciden en que lidera, junto a Pilar Rubio y Gwyneth Paltrow, al club de madres de familia numerosa a las que los embarazos y partos no dejan rastro de hundimiento porque 'se-lo-curran-a-base-de-sentadillas'.

Pero Pataky, además de monetizar su estilo bohemio chic, y con los niños menos dependientes, quería desempolvar su carrera de actriz, y ahora protagoniza una película, 'Interceptor', que estrena Netflix el 3 de junio. En la cinta, con producción ejecutiva de su marido, se convierte en JJ Collins, una capitana del ejército que salva a la humanidad de un ataque con 16 misiles nucleares. Ahí es nada.

31 horas sin parar 

A sus 45 años –Angelina Jolie tenía 28 cuando encarnó a Lara Croft–, Pataky despliega en el filme una serie de piruetas muy locas que la obligaron a un entrenamiento sobrehumano. "Nadar, escalar cuerdas, burpees... –enumeró a 'Women’s Health Australia'–. Mi cuerpo cambió mucho en solo cuatro semanas". El encargado de supervisar las rutinas fue Ross Edgeley, gurú de los entrenamientos con patrones castrenses. Memorizó "800 movimientos" para las peleas e hizo "62 kilómetros en una prueba de relevos de 31 horas sin parar", ha explicado.

Pese a que la crítica siempre pasó de puntillas sobre su filmografía –"era una actriz que prometía más de lo que finalmente dio", opina un veterano crítico de cine–, y que el premio de su aventura en Hollywood fue una relación con Adrien Brody, ella siempre se dolió de haber renunciado a "su pasión" por atender a la familia. 

Actriz ‘à la carte’ 

Y ahora resetea su yo actoral à la carte. Este año también ha rodado en Australia 'Carmen', junto a Rossy de Palma. La dirige Benjamin Millepied, marido de Natalie Portman, que a su vez coprotagoniza con Hemsworth 'Thor: Love and Thunder', la producción de Marvel que se estrena el 8 de julio. ¿A qué vienen tanto detalle encadenado? Es relevante. Todos son vecinos de Byron Bay, en Nueva Gales del Sur, en el sureste de Australia, que se está convirtiendo en la alternativa de Hollywood. Artistas como Zac Efron, Nicole Kidman, Matt Damon, Sacha Baron Cohen y Melissa McCarthy agradecen la ausencia de paparazis, las olas que surfear y el mercado semanal de granjeros y agricultores donde proveerse de productos sin químicos.

India Rose, la primogénita.

/ Instagram

"Yo ya no puedo volver a una ciudad, al poco tiempo me empiezo a agobiar –ha declarado Pataky–. En una urbe tengo que estar pendiente de los polluelos, que son muy movidos y allí se me suben por los árboles". Los polluelos son India Rose, de 10 años, y los gemelos Tristan y Sasha, de 8. Para ellos ha montado una infancia en la que corretear descalzos entre plantas tropicales y relacionarse con los animales –tienen perros y gatos, caballos, un par de burros y un lagarto barbudo–, y sin saber que sus padres son muy pero que muy famosos.

Tristan y Sasha Hemsworth.

/ Instagram

La rara sostenibilidad

"No abusamos de la electricidad, intentamos reutilizar todo lo que tenemos y cuidamos la energía", explicaba Pataky a 'Hola!', su publicación de cabecera. Algo que debe resultar un esfuerzo horrible en una casa, dicen, de 30 millones de dólares con varias plantas, seis dormitorios enormes, una 'infinity pool' y un gimnasio bestial con spa, sala de cine, jardín con una hoguera para asar nubes de malvavisco... Los vecinos se quejaron de que era "inapropiada para el área" y algunos curiosos la comparan a un centro comercial o a un pequeño aeropuerto. 

La casa de los Hemsworth-Pataky en Byron Bay, en el sureste de Australia.

/ Archivo

Noticias relacionadas

Pero es superinstagrameable –Pataky tiene 4,9 millones de seguidores–, y mientras no llegan más ofertas de películas, la rumano-española monetiza lo que puede: es rostro de una marca de sandalias española –Gioseppo–, maneja con su chico una app de fitness y vida sana –Centr, en la que también trabaja el entrenador de las Kardashian– y acaba de sacar una línea de cosméticos naturales llamada Purely Byron.

Cuentan que lo único que perturba el edén australiano es la ubicación de los martillos de Thor que Hemsworth trae a casa, cinco por cada película. O sea, entre la tetralogía del Dios del Trueno en Asgard y en la Tierra, y las entregas de 'Avengers' en las que aparece, 40 'mjolnirs'. Él los pone en las estanterías y ella los mete en un armario.