Felicitación por Instagram

Charlene de Mónaco rompe su silencio para felicitar a sus gemelos

La esposa del príncipe Alberto les ha mandado sus mejores deseos a Jacques y Gabriella por su séptimo cumpleaños desde el centro suizo donde está ingresada

Gabriella y Jacques de Mónaco, en la foto de la fiesta de su 7º cumpleaños, que ha compartido la princesa Charlene en Instagram.

Gabriella y Jacques de Mónaco, en la foto de la fiesta de su 7º cumpleaños, que ha compartido la princesa Charlene en Instagram.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Jacques y Gabriella de Mónaco, los mellizos del príncipe Alberto de Mónaco y Charlene, celebran este viernes su séptimo cumpleaños sin su madre cerca. La princesa se encuentra ingresada en un centro suizo recuperándose de todo lo que ha padecido en los últimos meses. Sin embargo, la distancia no ha hecho que se olvide de este día tan especial para los pequeños y les ha dedicado una tierna felicitación en sus redes sociales, que ha acompañado con varias fotos de los niños en plena fiesta de cumpleaños.

No queda claro si la princesa ha viajado a Mónaco por unas horas o son instantáneas de palacio que ha compartido en un 'post' de su cuenta de Instagram oficial.

En las tres fotografías Gabriella y Jacques aparecen felices, sonrientes, en pijama y soplando las velas de un pastel con forma de número siete. "Feliz cumpleaños mis bebés. Gracias Dios por bendecirme con estos maravillosos niños. Estoy realmente bendecida. Os quiere, mamá", ha escrito la exnadadora olímpica.

Este año está siendo muy complicado para la princesa. Tras su regreso en noviembre al Principado después de siete meses de ausencia y convalecencia en Sudáfrica tratando de superar una grave infección de oídos, nariz y garganta por la que ha tenido que ser intervenida en varias ocasiones y que la impedía subir a un avión, surgieron las primeras dudas sobre cuál sería su nueva vida junto a su familia. Aunque Alberto anunció a los cuatro vientos que su mujer estaría de regreso para celebrar el Día Nacional de su país, Charlene no asistió y sus hijos la recordaron con dibujos desde el balcón del palacio real en los que se podía leer: "Te echamos de menos, mami". Poco después, el Principado hizo público un comunicado oficial en el que se informaba que la sudafricana "se retiraba de la vida pública" porque necesitaba "descansar". La princesa tenía "un estado de profunda fatiga general" y que para "proteger la comodidad y la privacidad esencial para su recuperación, la ubicación de la princesa seguirá siendo estrictamente confidencial", rezaba la nota.

Más rumores y especulaciones

De nuevo volvían las especulaciones, así que el propio Alberto tuvo que explicar que su mujer estaba ingresada por voluntad propia en un centro en Europa. Una convalecencia debida a las secuelas de las operaciones a las que se sometió en África. "Esto no es covid y no está relacionado con un cáncer. No es una cuestión de relaciones personales y si queréis discutir sobre otra especulación, no está relacionado con la cirugía plástica", zanjó.

Noticias relacionadas

Pero algunas revistas, como 'Lecturas', han publicado que el retiro de la princesa se debe a que tiene el rostro desfigurado por una negligencia producida cuando se sometía a un estiramiento facial en Dubái.

El padre de la princesa también ha expresado su opinión estos últimos días. Michael Wittstock le ha dicho a la revista sudafricana 'You'. "Mi hija solía nadar 20 kilómetros al día (...). Conociendo su forma de entrenar, sé que es dura", ha explicado. Según el progenitor, Charlene "superará esto y saldrá mucho más fuerte". 

Temas

Mónaco