"Brutalmente desfigurada"

Linda Evangelista revela que sufre una depresión tras quedar "desfigurada" por un tratamiento estético

  • La supermodelo ha emitido un comunicado en su cuenta de Instagram para explicar el porqué de su desaparición en la esfera pública

  • La canadiense, de 56 años, se sometió hace cinco años a un tratamiento que le ha deformado, y ahora tiene previsto presentar una demanda

Linda Evangelista revela que sufre una depresión tras quedar "desfigurada" por un tratamiento estético
1
Se lee en minutos
El Periódico

La supermodelo Linda Evangelista, de 56 años, ha desvelado este miércoles que fue desfigurada de forma permanente por un tratamiento estético de reducción de grasa que resultó contraproducente y le dejó "irreconocible".

La 'top' ha explicado en su cuenta de Instagram que se sometió a "CoolSculpting" hace cinco años y que sufrió un raro efecto secundario que hace que sus células grasas aumenten en lugar de disminuir.

Ícono de la moda de los años 90, que protagonizó pasarelas junto a Cindy Crawford y Naomi Campbell, la canadiense asegura que nunca fue advertida de los riesgos del procedimiento y que tiene previsto presentar una demanda.

Evangelista ha destacado que su apariencia actual -producto de una condición llamada hiperplasia adiposa paradójica- explica su ausencia del foco público en los últimos años. "A mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeros han prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq que hizo lo contrario de lo que prometía", ha escrito.

"Aumentaron, no disminuyeron mis células de grasa y quedé permanentemente deformada incluso después de someterme a dos dolorosas e infructuosas cirugías correctivas. He quedado, como describen los medios de comunicación, 'irreconocible'", ha añadido.

Se supone que el procedimiento de escultura estética congela y mata las células de los depósitos de grasa para que el cuerpo pueda eliminarlas, según informa AFP.

Noticias relacionadas

Por último, la exmodelo asegura que el fracaso del procedimiento la ha llevado a recluirse y deprimirse, mientras su medio de trabajo ha desaparecido. "Estoy avanzando para liberarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia", sostiene y concluye diciendo: "Estoy muy cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza alta, a pesar de no parecerme ya a mí misma."

Como era de esperar, la publicación se ha llenado de mensajes cariñosos, que le dan ánimo y apoyan su valentía. "Un icono es un icono", "te queremos", "gracias por abrirte", "sigues siendo bella por dentro y por fuera" y "te admiramos", son algunos de los mensajes que ha recibido la supermodelo de los 90.

Temas

Modelos