Con un vídeo en Instagram

La modelo Chrissy Teigen celebra 50 días de sobriedad

"No sé si no volveré a beber, pero sé que ya no me sirve de nada", ha anunciado la modelo y esposa del cantante John Legend

Chrissy Teigen junto a su marido, John Legend, y sus hijos, Luna y Miles, el año pasado.

Chrissy Teigen junto a su marido, John Legend, y sus hijos, Luna y Miles, el año pasado. / INSTAGRAM

2
Se lee en minutos
El Periódico

Ahora sí que se puede decir que Chrissy Teigen lleva un estilo de vida sobrio. La modelo, presentadora, autora del recetario 'Cravings' y esposa del cantante John Legend acaba de celebrar que lleva 50 días sin probar una gota de alcohol. La celebridad, de 35 años, ha publicado un vídeo en Instagram tratando de hacer ejercicio mientras sus hijos Luna y su hijo Miles gateaban sobre ella.

"Hoy cumplo 50 días de sobriedad", escribió el pasado fin de semana. "Debería ser casi un año, pero tuve algunos contratiempos (de vino) en el camino. ¡Esta es mi racha más larga hasta ahora! Todavía no sé si nunca volveré a beber, pero sé que ya no me sirve de ninguna manera. No me divierto más, no bailo, no me relajo. Me enfermo, me duermo y me despierto enferma, después de haberme perdido lo que probablemente fue una noche divertida. Me divertí mucho y aprecio a todos los que puedan disfrutarlo de manera responsable", agregó Teigen. "Este es también mi tercer día de esta semana haciendo ejercicio, lo cual es inaudito para mí, y mis osos no lo están poniendo fácil, ¡sino que adoran a @movewithnicole en YouTube!"

El 'post' ha sido recibido con entusiasmo y muchísimos comentarios de felicitación, entre ellos, el de su marido, quien le dedicó una retahíla de emojis con corazones. "Te amo", le ha expresado su amiga, la famosa estilista y columnista Jen Atkin.

Noticias relacionadas

Teigen reveló en diciembre que llevaba cuatro semanas sobria, después de que ella y Legend, de 42 años, anunciaran en septiembre pasado que habían perdido a su tercer bebé debido a un aborto espontáneo. La pareja compartió su sufrimiento a través de unas fotos en blanco y negro conmovedoras desde el mismo quirófano en el que perdieron en la semana 20ª de gestación al niño que iba a llamarse Jack.

La  modelo, que se hizo famosa por sus posados en 'Sports Illustrated Swimsuit Issue', admitió el mes pasado que todavía se enfrenta a la tentación de beber, como reflexionó hace un año, tras la tragedia familiar: "Realmente no siento que haya procesado completamente la pérdida de Jack y ahora que no tengo el alcohol para adormecerlo las cosas siguen estando ahí, esperando a ser reconocidas... Supongo que lo que quiero decir es que la vida es jodidamente complicada", escribió.