Momentazo de cine

Beyoncé y Jay Z relevan al alimón a Audrey Hepburn en la nueva campaña de Tiffany & Co.

La pareja más poderosa de la industria musical ha sido elegida para representar la nueva era de la icónica casa joyera

Imagen de la nueva campaña de Tiffany’s & Co, con Beyoncé y su marido Jay-Z

Imagen de la nueva campaña de Tiffany’s & Co, con Beyoncé y su marido Jay-Z / TIFFANY & CO / PR NEWSWIRE / EUROPA PRESS

5
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

La casa de joyas Tiffany & Co. ha escogido a Beyoncé y Jay Z, la pareja más poderosa de la industria musical, para protagonizar su nueva campaña, en un movimiento con el que la marca que adquirió en octubre el conglomerado de firmas de lujo LVMH pretende modernizarse y abrirse a un público más joven, atender nuevas expresiones creativas y apoyar a comunidades menos representadas y con inquietudes por la cultura, más allá de la clase media tradicional estadounidense con la que hasta ahora se asociaba la firma.

Se trata de una campaña llena de amor y deseo -'About Love' ('Sobre el amor') se llama-, que incluye un guiño a uno de los momentazos de estilo más icónicos del cine: el mítico personaje de Holly Golightly que Audrey Hepburn volvió viral en 1961 en 'Desayuno con diamantes' (Breakfast at Tiffany's'), con su 'look' eterno compuesto por el vestido negro con cortes posteriores de Hubert de Givenchy, guantes largos negros, un moño alto, gafas de sol XL y el 'Diamante Tiffany', de 128,54 quilates. Sin embargo, no acaban ahí los mensajes escondidos en las primeras imágenes que han trascendido de la nueva era de Tiffany & Co.

El amor moderno

"Beyoncé y Jay Z son el epítome de la historia de amor moderna. Como una marca que siempre ha representado el amor, la fuerza y la autoexpresión, no podríamos pensar en una pareja más icónica que represente mejor los valores de Tiffany. Nos sentimos honrados de tener a los Carter como parte de la familia Tiffany", ha explicado en un comunicado oficial Alexandre Arnault, vicepresidente ejecutivo de productos y comunicaciones de la marca. Y es que tras casi 20 años de relación y tres hijos en común, los Carter vienen como anillo al dedo a 'About Love', la campaña con sensuales fotos de Mason Moore en la que las joyas logran brillar tanto como la mediática pareja de artistas y empresarios protagonistas, que por primera vez aparecen juntos en un campaña.

Beyoncé, al piano, junto a su marido, el rapero Jay Z, en una imagen del vídeo de la campaña 'About Love' de Tiffany & Co.

/ TIFFANY & CO.

Además, el próximo mes verá la luz un vídeo filmado por Emmanuel Adjei en el que la intérprete de 'Single Ladies', de 39 años, canta al piano la famosa melodía de 'Moon river', mientras Jay Z, con traje impecable y rastas, graba a su mujer con una Súper 8. La pareja eligió la Casa Orum en Los Ángeles para que sirviera de escenario para la película, en la que los 'flashbacks' nostálgicos se entrelazan con imágenes cinematográficas y oníricas. 

En la cinta, al igual que en las fotos, aparece la obra 'Equals Pi', de Jean Michel Basquiat, otro de los 'mensajes ocultos' de la campaña y una curiosidad que sirve como hilo conductor. Resulta que la obra de 1982 fue comprada por LVMH hace unos meses a un coleccionista privado. El interés máximo de la adquisición era su color, un azul turquesa casi igual al tono corporativo de la firma. "Lo que queremos con esta campaña es mostrar las piezas más lujosas que poseemos, recordarle al público que somos una casa de alta joyería. Hacerlo de la mano de los Carter es unir el mejor producto a los mejores", ha explicado el hijo de Bernard Arnault a la revista 'Women’s wear Daily'. Asimismo, también ha confirmado que la obra de arte finalmente tendrá su residencia permanente en la 'boutique' insignia de Tiffany en la Quinta Avenida de Nueva York.

Al igual que aquella Holly Golightly, Beyoncé viste un 'givenchy' negro entalladísimo a su curvilínea silueta. La pieza, también de corte clásico, lleva la espalda descubierta y una dramática caída de sirena. Y en lugar de depurado moño, su peinado también es alto, pero desenfadado. En algunas de las acarameladas imágenes luce unos largos y semitransparentes guantes. Y la guinda la pone el superdiamante amarillo considerado una de las piedras preciosas más importantes del siglo XIX. Descubierto en 1877 en las minas de Kimberley de Sudáfrica, el fundador Charles Lewis Tiffany compró por 18.000 dólares el diamante en bruto en 1878, lo que afianzó la reputación de la marca como una autoridad en diamantes. El gemólogo jefe de la joyería supervisó su talla a un corte de cojín con 82 caras.

Cinco mujeres han lucido la joya

Noticias relacionadas

Hasta hoy el diamante solo lo han lucido cinco mujeres. La primera que se lo colgó del cuello fue E. Sheldon Whitehouse en el Tiffany Ball de 1957 y, cuatro años más tarde, Audrey Hepburn lo llevaba puesto mientras su personaje en 'Desayuno con diamantes' miraba a través de la vitrina de la conocida tienda. Mucho después, en 2019, fue Lady Gaga quien presumió de piedra en los Oscar en los que fue premiada por su papel en 'Ha nacido una estrella'. También homenajeó a Holly Golightly con un espectacular vestido negro de Alexander McQueen y un moño alto. Tras ella, la 'Superwoman' Gal Gadot también lo ha llevado durante la grabación de la adaptación cinematográfica de 'Muerte en el Nilo', el clásico de Agatha Christie cuyo estreno está previsto para el año que viene. Beyoncé ha sido la última diva en posar con el famoso pedrusco, que suele descansar a buen recaudo en la tienda 'flagship' de Tiffany & Co. en Manhattan. 

En la campaña, que destinará dos millones de dólares en becas para estudiantes de colegios y universidades históricamente negros, también se muestran otras joyas iconos de la casa, incluidos los diseños de Jean Schlumberger y la colección 'Tiffany T'. En algunas imágenes Jay Z lleva el legendario broche 'Bird on a Rock' de Schlumberger, reconstruido como un par de gemelos únicos.

Temas

Beyoncé