8ª en la línea sucesaria

Lilibet 'Lili' Diana Mountbatten-Windsor no será princesa (por ahora)

  • Como su hermano Archie, la segunda hija de Meghan y el príncipe Enrique, tendrá derecho a ser SAR tras la muerte de la reina Isabel II

Meghan, con Archie en brazos, junto a su madre, la reina Isabel II, el príncipe Enrique y el fallecido duque de Edimburgo, el 8 de mayo del 2019, en Windsor.

Meghan, con Archie en brazos, junto a su madre, la reina Isabel II, el príncipe Enrique y el fallecido duque de Edimburgo, el 8 de mayo del 2019, en Windsor. / AFP/ DOMINIC LIPINSKI

4
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

El tratamiento de SAR tendrá que esperar para Lilibet 'Lili' Diana Mountbatten-Windsor. La hija recién nacida del príncipe Enrique y Meghan Markle no se convertirá instantáneamente en una princesa, pero tendrá derecho a serlo cuando la reina Isabel II, su bisabuela, muera (de ella, por cierto ha heredado ese 'Lilibet' que acuñó la reina cuando de muy niña era incapaz de pronunciar Elizabeth, y con ese diminutivo cariñoso le sigue llamando la familia más allegada; el Diana es por su abuela paterna, que el próximo mes hubiera cumplido 60 años). Al igual que su hermano mayor, Archie, de 2 años, Lili tampoco tiene ningún título oficial. Ambos, sin embargo, tendrán derecho al tratamiento de Su Alteza Real cuando el príncipe Carlos herede la corona y el cetro que sigue ostentando, con 95 años, su madre. Cuando eso ocurra los hijos de los duques de Sussex habrán ascendido en la línea de sucesión para convertirse en "hijos de un hijo de un monarca", recuerda el 'Daily Mail'.

Esta compleja ley de sucesión dinástica, que se remonta a los tiempos de Jorge V, ya ha levantado ampollas antes. Sobre todo a raíz de la explosiva entrevista de los Sussex, ya en tierras americanas, con la presentadora Oprah Winfrey, en la que entre otros bombazos, la exactriz dejó caer que ni ella ni el príncipe Enrique negaron a Archie la posibilidad de recibir tratamiento de príncipe, sino que fue Buckingham quien se opuso. "Aunque tengo muy claro todo lo malo y todo lo bueno que viene con los títulos… es su derecho de nacimiento, sobre lo que después puede tomar una decisión", aseveró la duquesa en el programa especial, señalando directamente con el dedo a la familia real británica.

La posible retirada del título a Archie no llamó tanto la atención a la veterana presentadora como el asunto racista de que en palacio hubiera preocupación durante el embarazo sobre cuán oscura sería la piel del niño.

Sin embargo, desde aquella entrevista los expertos reales han rechazado de plano las acusaciones contra los funcionarios de palacio, basándose en la regla real de 1917 por la cual ni Archie, y ahora también Lilibet, aún no son SAR.

Herencia de Jorge V

En las cartas de patentes firmadas por el rey Jorge V, el abuelo de la reina, solo los descendientes reales que están en la línea directa de sucesión pueden convertirse en príncipe o princesa y recibir títulos de Su Alteza Real (SAR). El texto dice así exactamente: "Los nietos de los hijos de cualquier soberano en la línea directa masculina (salvo solo el hijo mayor vivo del hijo mayor del Príncipe de Gales) tendrán y disfrutarán en todas las ocasiones del estilo y título del que disfrutan los hijos de los duques de estos nuestros reinos". Por tanto, ahora mismo Archi y Lili son hijos de duques.

Según estas reales reglas, solo el príncipe Guillermo y el hijo mayor de la duquesa de Cambridge, el príncipe Jorge, como bisnieto de la monarca en la línea directa de sucesión al trono, originalmente tiene derecho a ser "príncipe". Sin embargo, existe una excepción a esta regla. La propia Isabel II hizo una modificación antes del nacimiento de Jorge, en 2013, por la cual todos los hermanos que tuviera, como hijos del futuro monarca Guillermo, ostentarían "títulos adecuados". 

Siguiendo las reglas de Jorge V, Archie -y también su hermanita- tendrán derecho a ser tratados como SAR o príncipes cuando su abuelo Carlos, el príncipe de Gales, acceda al trono.

Sin embargo, obviando estas reglas palaciegs, en la polémica entrevista Meghan aseguró que ni ella ni Enrique tomaron la decisión de que su hijo no fuera príncipe, y describió su "dolor" porque los funcionarios de palacio les dijeran que Archie "no iba a recibir ni seguridad ni título".

Octava en la línea de sucesión

Lilibet ocupa el octavo lugar en la línea de sucesión al trono británico, después de Archie, y en ambos casos sus puestos no se ven amenazados por la renuncia de sus padres como miembros de la realeza británica

Noticias relacionadas

El nuevo bebé Windsor también es prima hermana del príncipe Jorge, la princesa Carlota el príncipe Luis, y el quinto nieto de Carlos, pero crecerá al otro lado del Atlántico, muy lejos de la familia real.    

Enrique y Meghan confirmaron durante su entrevista con Oprah Winfrey, el pasado mes de marzo, que estaban esperando una niña. Enrique, encantado con la idea, ya avanzó entonces que se conformaban con la parejita: "Una niña, ya sabes, ¿qué más puedes pedir?. Pero ahora tenemos a nuestra familia. Tenemos a los cuatro y a nuestros dos perros y es genial". Meghan también agregó que con dos hijos ya estaba bien.