Miembro selecto de 'Forbes'

Kim Kardashian ya es milmillonaria gracias a sus negocios de ropa y maquillaje

Kim Kardashian entra en la lista de milmillonarios de Forbes por sus negocios. / REUTERS / MARIO ANZUONI / VÍDEO: EFE

  • El futuro exmarido y padre de los cuatro hijos de la empresaria e 'influencer', Kanye West, también aparece en la famosa lista de la revista, él con un patrimonio de 1.800 millones de dólares (1.500 millones de euros), fruto de su carrera musical y de sus zapatillas deportivas

Se lee en minutos

Hace una década Kim Kardashian apareció por primera vez en las páginas de 'Forbes'. En 2011 la estrella de la televisión había llamado la atención a la revista por sus seguidores en Twitter. Ya tenía 6,6 millones, un poco menos que el mismísimo presidente Barack Obama, pero algo más que el actor de moda Ashton Kutcher. Cinco años después acaparó la portada de la misma publicación tras arrasar con su juego 'Kim Kardashian: Hollywood', en iOS y Android, en el que los participantes debían aumentar su fama y reputación para codearse con 'celebrities' y ser las estrellas de las alfombras rojas. Una aventura aparentemente facilona con la que aumentó su patrimonio con 51 millones de dólares en solo un año. Seis años después, la más famosa del clan Kardashian ha logrado colarse en el selecto club 'Forbes' de los empresarios con fortunas por encima de los mil millones de dólares (unos 844 millones de euros) gracias a sus negocios de maquillaje y ropa para moldear el cuerpo, KKW Beauty y Skims, según informa la revista 'Forbes'.

A sus 40 años, Kim ha debutado en la lista de milmillonarios también gracias a los ingresos derivados de sus acuerdos publicitarios y "pequeñas inversiones", señala la revista.

Sus 'business' estrella

La protagonista del programa de telerrealidad 'Las Kardashian' creó en 2017 KKW Beauty siguiendo los pasos de su hermanastra Kylie Jenner (un modelo similar de venta directa al consumidor a través del márketing directo en las redes sociales). Su primer lanzamiento, 300.000 kits de 'contourning' que se agotó en dos horas. “Es la primera vez que dejo de tener acuerdos de licencia y me convierto en propietaria”, explicó Kardashian West a 'Forbes' en 2017, cuando anunció su línea de cosméticos. En 2018, el negocio se expandió a sombras de ojos, correctores, lápices labiales y fragancias, con lo que ya generaba cerca de 100 millones de dólares en ingresos. El año pasado vendió el 20% de su propiedad al conglomerado Coty por unos 200 millones de dólares (casi 170 millones de euros). 'Forbes' estima que la participación de Kardashian en KKW Beauty alcanza ahora unos 500 millones (422 millones de euros).

En 2019 Kim lanzó Skims. Se asoció con diseñadores, como Natalie Massenet, de Net-a-Porter, y Andrew Rosen, de Theory, y aprovechó sus millones de seguidores en las redes sociales para aupar la marca. Fue un éxito rotundo y meteórico. Además, durante el confinamiento del año pasado por el covid los consumidores se han interesado aún más por su ropa 'confy' para estar en el sofá durante largas horas, así como sus fajas moldeadoras para alisarse la tripa bajo un vestidazo de noche.

Millonaria también en las redes

Kim Kardashian West, su nombre completo en Twitter, donde ahora tiene 69.7 millones de seguidores, así como otros 213 millones de seguidores en Instagram, posee una participación mayoritaria en Skims (compañía que está valorada por encima de los 500 millones de dólares). Según la revista, su participación ascendería a 225 millones de dólares (190 millones de euros), suficiente para elevar su fortuna a los mil millones.

A eso hay que sumar el valor de sus tres viviendas en Calabasas (al noroeste de Los Ángeles), a una cartera de valores -que incluyen acciones de Disney, Amazon, Netflix y Adidas que su futuro exesposo Kanye West le regaló por Navidad en 2017-, así como otras rentas.

La revista calcula que la empresaria tenía un patrimonio de unos 780 millones (casi 660 millones de euros) el pasado octubre y desde entonces ha incrementado su fortuna hasta la cifra redonda de 1.000 millones. Como ella misma tuiteó el día que fue portada de 'Forbes', burlándose de los que la habían criticado durante años: "No está mal para una chica sin talento”.

El traspiés en la lista de Kylie

No es la primera integrante del clan Kardashian en ser reconocida por la publicación, ya que en 2019 su hermanastra Kylie Jenner fue nombrada como la milmillonaria "hecha a sí misma" más joven del mundo gracias a su negocio de maquillaje Kylie Cosmetics, aunque el título fue rectificado poco después, y 'Forbes' aclaró que algunas cifras estaban hinchadas.

Te puede interesar

Asimismo, 'Forbes' también ha incluido este año al rapero Kanye West, con el que Kardashian tiene cuatro hijos y está en proceso de divorcio, con una fortuna estimada en 1.800 millones de dólares (unos 1.520 millones de euros) generada por su negocio de zapatillas de deporte Yeezy y su carrera musical.