INCOMBUSTIBLE 'CROONER'

Tony Bennett anuncia que padece Alzhéimer

La afección no ha impedido al cantante de 94 años grabar un nuevo disco con Lady Gaga que saldrá esta prmavera

Tony Bennett, en una actuación en Las Vegas.

Tony Bennett, en una actuación en Las Vegas. / EFE / GLENN PINKERTON

2
Se lee en minutos

El cantante estadounidense Tony Bennett anunció este lunes que fue diagnosticado con el mal de Alzhéimer en 2016 y que la enfermedad está avanzando, aunque no padece síntomas comunes como desorientación o episodios de terror.

Bennett, de 94 años, protagoniza un reportaje en la revista de la Asociación Americana de Personas Jubiladas (AARP, en sus siglas en inglés) en el que su familia y los médicos explican cómo el 'crooner' estimula su cerebro a través de actuaciones musicales, dieta mediterránea y ejercicio.

Su esposa, Susan, detalla a la revista que el legendario cantante de jazz empezó a mostrar señales de declive dos años después del diagnóstico, mientras grababa un disco con Lady Gaga que saldrá a la venta esta primavera y que podría ser el último de su carrera.

Se trata de la segunda parte de su trabajo 'Cheek to cheek' de 2014 que fue grabado entre 2018 y principios de 2020, cuando Bennett dio su último concierto antes dela llegada del covid-19, en el Count Basie Center for the Arts en Red Bank, de Nueva Jersey. En el 2017 vino a Barcelona para actuar en el Festival Jardins de Pedralbes.

"Está haciendo muchas cosas a los 94 años que mucha gente sin demencia no puede hacer. Realmente es el símbolo de la esperanza para alguien con una enfermedad cognitiva", afirma Gayatri Devi, su neurólogo. Devi animó a los familiares de Bennett a que este continuara cantando y actuando el máximo tiempo posible hasta que llegó la pandemia del coronavirus, que supuso un inevitable frenazo. El directo, sostiene el médico, "le mantenía en su sitio y también estimulaba su cerebro de manera importante".

La pandemia no ayuda

Noticias relacionadas

El doctor destaca el efecto negativo del aislamiento en la capacidad cognitiva y la imposibilidad de realizar actividades terapeúticas para muchos pacientes durante la crisis sanitaria, por lo que en el caso de Bennett recomendó que siguiera ensayando con su pianista dos veces a la semana. "Los poderosos sentimientos liberados por la música pueden conectar a los que escuchan con sus recuerdos emocionales profundos, incluso aquellos inaccesibles para la mente consciente", señala el artículo.

En el reportaje se detalla cómo Bennett reconecta con esos recuerdos en un ensayo interpretando éxitos como 'Boulevard of broken dreams' (1950) o 'Fly me to the Moon' (1965), ante lo que su esposa asegura que cantar "ha salvado su vida muchas veces". "Echo de menos muchas cosas de él. Porque no es el antiguo Tony. Pero cuando canta, se convierte en el que era", resalta.