El divorcio de un 'latin lover' a la antigua

Las mujeres de Bertín, entre la realidad y la leyenda

Se le atribuyen más de 1.000 relaciones, cosa que el cantante niega. Aristócratas, actrices, modelos y deportistas trufan la vida sentimental del artista

Bertín Osborne.

Bertín Osborne.

5
Se lee en minutos
Joan Maldonado

Hace apenas dos días saltó la que sin duda es la noticia rosa de este inicio de año, con permiso del próximo capítulo en la ya longeva batalla del clan Pantoja-Rivera, la separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez.

Con un escueto comunicado en el que se alegaba a “problemas de convivencia”, y aseguraba que “no hay ni ha habido terceras personas' el cantante de rancheras de 66 años y la exmodelo venezolana de 49 ponían fin a una relación matrimonial de 14 años, que se inició un 10 de junio del 2006 en la ciudad de Sevilla, tras unos años de tórrido noviazgo que se inició en el rodaje de un videoclip.

Fabiola Martínez y Bertín, ya casados.

/

Eran las segundas nupcias para Norberto Juan Ortiz Osborne, único hijo varón de Enrique Ortiz López-Valdemoro, octavo conde de Donadio de Casasola y séptimo conde de Navas, tras su matrimonio con Sandra Domecq Williams, hija de una familia jerezana anglo-españolade solera. La joven pareja se casó en 1977 para una relación de 12 años, cuatro hijos en común y un final un tanto tormentoso lleno de infidelidades.

Para la que muchos fue el gran amor en la vida de Bertín falleció en agosto del. 2004 víctima de un cáncer.

Sandra Domecq y Bertín, el día de su boda.

/

La leyenda

Y hasta aquí el currículo canónico del intérprete de ‘Buenas noches señora’, ya que la carrera sentimental del apuesto galán nacido en Madrid, en algunos momentos acusado de machista prepotente, está salpicada de sonados 'affaires', muchas amantes y varias novias más o menos oficiales que han cimentado la leyenda de las más de 1.000 mujeres que han pasado por los brazos del aristócrata presentador, enfrentándolo en una especie de rivalidad amatoria con la otra gran bragueta brava hispana, nada más y nada menos que mítico Julio Iglesias.

Una leyenda que Bertín quiso desmontar hace unos años en el programa 'Sálvame Deluxe', polígrafo mediante, afirmando que la cifra era exagerada, pero asegurando que jamás había usado la Viagra y que desconocía lo que era un gatillazo. Genio y figura. Leyenda y mito.

Sus primeras novias

A sus anónimos años mozos por las discotecas de la capital en las que había que “que quitarle a las mujeres de encima”, en palabras de una amistad, con el tiempo, a sus conquistas se le iban sumando actrices, presentadoras, cantantes e incluso alguna princesa. 

Con la discreción que caracteriza a todo caballero en general y a Bertín en particular, el cantante nunca ha desvelado el nombre de sus parejas, pero no hace no mucho se conoció que Ana Obregón y Bertín habían tenido un breve y secreto romance de juventud, que la bióloga actriz parece no recordar. La empresaria Alicia Koplowitz y la presentadora Paloma Lago, siempre presuntamente, fueron otras de las conquistas del galán de ojos azules. 

Ana Obregón.

/ EUROPA PRESS

Los años ochenta fueron prolíficos para la incipiente carrera artística de Bertín, con temas como 'Amor mediterráneo', 'Tú, solo tú' y 'Perdóname', y también para el esplendor 'kitsch' de la Costa del Sol. En la Marbella de la fiesta continua destacaba por su belleza nórdica y su sobria elegancia Sofía de Habsburgo

La archiduquesa y princesa de Hungría y Bertín nunca confirmaron la relación, pero algunas fuentes de la época aseguraron que la excelente amistad que mantuvieron traspasó las puertas de más de una habitación. 

Sofía de Habsburgo.

/

Las conquistas de Miami

Tras su separación de Sandra Domecq en 1989, Bertín puso rumbo a Miami. En el refugió tropical de tantos artistas españoles, de Alejandro Sanz a Nacho Cano, David Bisbal o Julio Iglesias, otra vez el mito, Bertín buscó nuevos retos profesionales y también los encontró de personales. Fue en la ciudad de la Florida donde conoció a Brigitte Nielsen, reconocida actriz de algunos filmes menores y conocida principalmente por su matrimonio con el actor Sylvester Stallone. Al parecer, fue el propio cantante el que puso fin a tan intensa relación, agotado y agobiado por las exigencias amatorias de la actriz, modelo y cantante danesa de 1.85 metros. Todo un reto. 

La actriz y modelo Brigitte Nielsen.

/

En el paraíso latino de EEUU Bertín también intimo con otra de las mujeres más espectaculares del momento, Bárbara Carrera, la nicaragüense chica Bond de ' Nunca digas nunca jamás', y con la gran belleza morena del tenis de los años 90, la argentina Grabiela Sabatini.

La novia americana

Pero su etapa americana también tuvo momentos de estabilidad sentimental, con la relación de casi nueve años que mantuvo con la espectacular modelo norteamericana Arianne Brown, 17 años más joven que él. Un idilio que a punto estuvo de acabar en boda en el 1993 y especialmente recordado por las fotos que publico la revista ‘Interviu’ de un Bertín totalmente desnudo en la cubierta de un yate junto a Ariannee en 'top-less' en aguas de Miami.

Unas instantáneas que dieron mucho que hablar y por las que se especula que Bertín cobró por el ‘pillado’ marítimo unos 42.000 euros.

Mar Flores, encandilada

Otra de las conquistas, esta vez confirmada por la propia interesada, fue la de la modelo Mar Flores. La pareja se conoció en el programa ‘Vip noche'. Entre las canciones de Emilio Aragón y los bailes de las Cacao Maravillao, Mar cayó rendida a los encantos del seductor galán. ”Yo era una chica mona, totalmente de ida. El era un hombretón de 1,90 de estatura. La verdad es que me quedé, como se suele decir, con la boca abierta. Era apabullante”. Pero al parecer el enamoramiento no fue de la misma intensidad por parte del cantante,

La modelo y empresaria Mar Flores.

/

Noticias relacionadas

”Empezamos a tontear y acabamos más en serio. Sobre todo por mi parte. Yo creo que él tenía varias caras y a cada chica le decía una cosa diferente. A mí me cautivó y luego sufrí mucho. Todas me decían; te está engañando. Y era verdad, me engañaba. Supongo que no podía evitarlo. Él es él.”, confesaba hace un tiempo la modelo y empresaria sobre su relación con el interprete madrileño de corazón jerezano.

Ahora, a sus maduros 66 años, Bertín Osborne vuelve a estar solo y sin compromiso. La cuestión es hasta cuándo.